Breve aportación sobre el Cabanyal

Voy a hablar desde la lejanía que me imponen los kilómetros, desde aquí el mar es una quimera, por lo cual ruego al respetable que me corrija si me equivoco en algo.

En primer lugar, es de justicia reconocer que no todo lo que hace el Ministerio de Cultura de nuestra amada Sinde está mal, es disparatado, o directamente ilegal; aunque supongo que la intervención de la señora Ministra en este tema es escasa. En el caso que nos ocupa, el Ministerio está actuando (se le pueden poner “peros” eso sí) para evitar lo que sería un atentado al Patrimonio Histórico Español. Pero vayamos por partes.

¿Que es Cabanyal?

El Cabanyal (en español Cabañal) es un barrio marinero valenciano de unos 20.000 habitantes, independiente hasta finales del S. XIX, cuando era conocido como Pueblo Nuevo del Mar. Un tipico pueblo de pescadores, que debe su retícula urbana a la disposición de las barracas de pescadores frente al mar. Para más datos, Wikipedia.

Cronología de un desastre.

El barrio tiene un gravisimo problema que amenaza su continuidad. ¿Está construido encima de una falla? No, San Francisco está en EEUU. ¿Se espera un aterrizaje masivo de OVNIS en la zona? No lo descarto, pero de momento no es demasiado grave. Entonces ¿cual es su problema? La especulación urbanística. Como os podeis imaginar, el Canbayal está al ladito mismo del mar, donde podía haber miles de plazas hoteleras, chalets, urbanizaciones de lujo e incluso algún que otro campo de golf. Por si fuera poco, la degradación del barrio es evidente, aunque es discutible que fue antes, la degradación del barrio o el abandono por parte de las autoridades.

Para acabar con el problema, la alcaldesa de Valencia, la muy honrada Rita Barberá, con la ayuda del muy honorable y paupérrimo Presidente de la Generalitat, Paquito Camps, han decidido prolongar la Avenida Blasco Ibañez hasta el mar, demoliendo más de mil viviendas, dotando de paso a la ciudad de Valencia de una bonita avenida hacia el mar.

Hasta aquí lo habitual, Administraciones dejan que el tiempo, la delincuencia y el vandalismo acaben con un barrio antiguo para tener una excusa maravillosa para demolerlo, asfaltarlo, enchaletarlo, y enhotelarlo. Pero, amigos, tienen un pequeño problema… El Cabanyal es desde 1993 Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de conjunto histórico

¿Que es un BIC – Conjunto Histórico?

Según la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español (LPHE) la declaración de BIC supone la máxima categoría de protección para un bien (mueble o inmueble) como reconocimiento de su especial relevancia. Dentro de los BIC existen distintas categorías, entre ellas está la de Conjunto Histórico, que biene a ser la agrupacion de bienes inmuebles que forman una unidad de asentamiento, continua o dispersa, condicionada por una estructura física representativa de la evolución de la comunidad humana. (art 15.3 de la LPHE)

¿Y que supone esta declaración? La conservación de los conjuntos históricos declarados bienes de interés cultural comporta el mantenimiento de las estructura urbana y arquitectónica, así como de las características generales de su ambiente. (Art. 21.3 de la LPHE)

¿Entonces?

Lo que sucede, a grosso modo, es que la ley, a pesar de la protección ofrecida a estos bienes, deja muchas prerrogativas en manos de las administraciones competentes, es decir, aquellas que tienen competencias en la materia: el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma (Art 49.5 del Estatudo de Autonomía y Decreto 23/1989) pudiendo incluso retirar la declaración de BIC a los bienes. En teoría esto no debería ser mayor problema, porque se presupone el compromiso de todas las Administraciones con la conservación del Patrimonio, pero todos sabemos que estas cosas suceden.

Tamos perdidos!!!

No del todo, porque como ha sucedido el Estado se reserva una carta en la manga  y es en concreto el Art 149.28 de la Constitución. El Estado tendrá competencia exclusiva en “La Defensa del patrimonio cultural, artístico y monumental español contra la exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad estatal, sin perjuicio de su gestión por parte de las Comunidades Autónomas”

Y la clave es la palabra “expolio” porque el Ministerio, siguiendo los informe de distintas organizaciones y academias considera que las actuaciones previstas en el Cabanyal suponen un “expolio del patrimonio histórico de El Cabanyal”, con lo que el Ministerio tendría competencias exclusivas para paralizar la obra y frenar el expolio.

Y en esas estamos…

Como dicen las crónicas , el Estado, tras años de confrontaciones legales, de idas y venidas, ha ordenado la paralización de las obras, pero la Comunidad y el Ayuntamiento, Camps y Barberá, no estan de acuerdo. De momento, vamos ganando la partida aunque tendremos que esperar para ver como actúan ahora las administraciones del PP.

Siempre nos quedará un último recurso si Barberá y Camps deciden incumplir la ley: poner a la Guardía Civil delante de las máquinas para frenar las obras.

Espero haber sido claro, y, por supuesto, acepto rectificaciones.

Extra 1.- Por si os queda alguna duda sobre mi posición… SALVEM EL CABANYAL!!!!!

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Breve aportación sobre el Cabanyal

  1. Pingback: Demasiado ocupado para pensar « Decapitado por Hereje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s