Archivo mensual: septiembre 2010

Huelga general

Blog en huelga. Si quereis más : 29/09

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Economía, Política

Vacaciones (al fin)

Durante unos días, cambio esto

… por esto otro.

He dejado algo por aquí para estos días. Además, he actualizado los enlaces, aunque me he reservado algunos para próximas revisiones.

Sean felices y hasta dentro de unos días.

Abrazos múltiples.

Deja un comentario

Archivado bajo Varios

Hiperglucemia en Badajoz

Junto a los carteles colgados por los sindicatos llamando a la movilización y la Huelga General, han surgido por las calles otra serie de carteles un poco más… melosos hasta el vómito.

Fijense sobre todo en los clones alocados de las esquinas inferiores. Hay otro cartel, aún más aterrador, en la página del teatro. Vean esa Kitty flamenca de la esquina superior.

Si alguien quiere ir, le dejo prestada mi casa.

Deja un comentario

Archivado bajo Badajoz

Ojiplático (sinónimo de asombrado)

“Ávila no ha de quedarse en ciudad de las postales ni ella misma ser postal. Ni derivar Megápoli imposible, sinónimo insaciable fagocito incontinente, a lo Madrid. Ávila ha de transformarse, emergente de cenizas seculares; campo quemado que genera regenera lo agotado, lo dormido. Fénix urbano contenido”

Juan Antonio Chamorro. Candidato del PSOE a Alcalde de Ávila.

Perderemos las elecciones pero se me hace la boca agua pensando en la cara de Miguel Ángel García Nieto (Alcalde y candidato del PP) en un posible debate electoral. ¿Será capaz de entender algo? ¿Tendrá un ataque de ansiedad? ¿Le tirará un cenicero a la cara? ¿Saldrá corriendo?

3 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Ávila, Política

Gómez vs Jiménez. Errores y más errores

Venga, vale. Empecemos desde el principio y reconozcamos todos nuestros errores. Fue un error poner a Tomás Gómez al frente del PSM. Sí, en Parla arrasaba, pero fuera de Parla era igual de conocido que el último premio Nobel de Literatura en los platós de T5. Sí, pacificó el PSM y de puertas hacia dentro parece bastante respetado, pero aquí se trata de ganar elecciones, no de caer bien a los empleados (o eso dicen).

Quizá hubiésemos podido manejar esto mejor. Sí, venga, fue un error enviar a Trinidad Jiménez al frente sin saber si el enemigo (o el camarada) se rendía. Quizá una situación política y económica como la que vivimos no sea el mejor momento para arriesgar la cohesión interna del partido, a no ser que el objetivo que persigamos sea precisamente ese. Quizá Tomás Gómez se equivocó no retirándose a tiempo de la batalla. David ganó a Goliat, sí, pero solo una vez y de casualidad. Enfrentarte a tus jefes suele ser mala idea a no ser que estés convencido de que vas a ganar, y es evidente que lo tienes difícil. Porque aunque ganes las Primarias, las posibilidades de ganar las elecciones son escasas. Sí, quizá fue un error no dejarte ni un intento, pero nos hemos equivocado tantas veces en Madrid que no tenemos mucho margen de maniobra. Y si todo esto es un error, escurrir el bulto ahora también es un error, o al menos algo poco caballeroso.

En el fondo, esto de las primarias no se nos da bien. Lo que debería ser un sano ejercicio de democracia interna y confrontación de propuestas e ideas acaba siempre en pelea a navajazos con multitud de golpes bajos y descrédito para el partido. Supongo que esto también lo podemos considerar un error. Pero, si todos los demás errores tienen difícil solución (siempre puede haber un candidato que no consiga los avales y todos tan contentos… o no), este último aún podemos enmendarlo. Todavía podemos hacer de las primarias un ejercicio de democracia interna, aunque debemos refrenar ciertas escoras peligrosas.

Por poner un ejemplo: ¿es necesario que caricaturicemos a Tomás Gómez como candidato de la derecha? Trinidad Jiménez nunca lo dirá claramente, aunque lo insinúa, pero sus acólitos y fanboys (fenómeno éste a estudiar) no se cansan de repetirlo. La derecha mediática y social agradece a Tomás Gómez su valentía al enfrentarse a Zapatero y se le afila el colmillo pensando en la derrota de Trinidad Jiménez. Pero ¿convierte esto a Tomás Gómez en candidato de la derecha? No. Lo convierte en arma arrojadiza de la derecha, pero es que la munición se la hemos dado nosotros. Si desde el primer momento Zapatero no hubiese respaldado a Jiménez, Tomás Gómez nunca habría sido el “hombre que dijo no” a Zapatero. ¿Es necesario que una y otra vez comentemos encuestas y las blandamos como argumentos, cuando los datos son horribles para el partido? Reconozcámoslo, perder de 18 puntos es tan malo como perder de 13 y mucho habría que discutir sobre la validez de esta encuesta, ¿Es necesario que recurramos a cosas tan sucias como enviar mensajes de texto? Sobre el papel de las redes sociales prefiero no comentar nada. Ya he dicho que el tema de los fanboys políticos es como para realizar un estudio aparte.

Hemos cometido muchos errores, pero tenemos que evitar cometer más. Sólo un apunte al respecto ¿Han pensado ya los fanboys y afines a Trinidad Jiménez que vamos a hacer si gana Tomás Gómez? Es decir, después de etiquetarlo como el candidato de la derecha ¿cuál es el plan para las próximas elecciones? ¿Cuál es la estrategia para la campaña? Porque, si gana Tomás Gómez las primarias habrá que apoyarle contra Esperanza Aguirre ¿no? Aunque ambos, Aguirre y Gómez, sean para una parte del partido candidatos de la derecha habrá que intentar ganar en Madrid, que es para lo que se supone que estamos montando todo esto.

Eso o dejamos que Gómez se estrelle contra el muro para después, mientras recogemos los escombros de un nuevo batacazo electoral, controlar sin daños personales ni políticos la PSM.

A lo mejor, el error principal que estamos cometiendo es no tener claro qué es lo que queremos. ¿Gobernar en Madrid? ¿Controlar el Partido en Madrid? ¿Asegurar trincheras para futuras batallas?

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Política

29/09 Huelga General

El próximo 29 de Septiembre, los sindicatos mayoritarios han convocado una Huelga General contra la Reforma Laboral del Gobierno y las últimas medidas económicas. A mi, la Huelga me pilla de vacaciones, pero de no ser así supongo que habría acudido a la Huelga. Sí, ya sé, decir esto es fácil cuando no hay que mojarse el culo, pero es lo que toca. Si puedo, me acercaré a la manifestación convocada en mi destino vacacional. No es lo mismo, lo sé, pero es una forma de manifestar mi desacuerdo con la Reforma Laboral y con las políticas llevadas a cabo por el Gobierno desde aquella noche del 9 de Mayo.

Las historias, razones y opiniones que mueven a cada trabajador a acudir a una manifestación o secundar una huelga son diferentes. Habrá quien acuda a la manifestación cansado de buscar trabajo, otros no se presentarán en sus trabajos para evitar que mañana sean más precarios que hoy, bastantes se manifestaran contra el Gobierno, contra Corbacho o contra Zapatero, unos pocos lo harán contra el neoliberalismo, contra el FMI o contra los mercados. Todas son razones válidas y respetables, pero más allá de la situación personal, de las razones individuales, hay muchas razones que nos afectan a todos y que conviene tener en cuenta para esta cita, para futuras convocatorias y para el día a día: la pelea por los derechos de los trabajadores, por un mercado del trabajo – expresión horrible por otra parte – más justo como base innegociable para una sociedad más justa y prospera.

La Reforma Laboral es regresiva y será ineficaz. El Gobierno y la patronal han reconocido que la Reforma no ayudará a crear empleo. Tampoco soluciona el mayor problema del mercado laboral: la dualidad entre empleo temporal precario y trabajo fijo (y lo poco que se avanza en este tema es lamentable: indemnizaciones de 33 días, despido preventivo, etc) Además, la reforma tiene aspectos menos comentados que también darían por si solos para convocar una Huelga General, como el acceso de las ETTs al trabajo público. Es evidente, solo hay que mirar las cifras del paro, que España tiene un problema laboral. Algo estamos haciendo mal si hay cuatro millones de personas que no pueden trabajar y es necesaria una reforma, pero no esta.

Ayer mismo, Zapatero anunció que antes de 2011 habrá una reforma de las pensiones. Podemos aceptar barco como animal de compañía y fiarnos de los estudios interesados que afirman el hundimiento del sistema de pensiones, aunque para ello tengamos que olvidar que lo anunciaron en los años 70 y 80 y todavía no se sabe nada. Aceptando la necesidad de la reforma ¿Qué plantea el gobierno? ¿Una reforma progresista, negociada y pactada u otra reforma laboral? ¿Qué nos jubilemos todos a los 67 años, albañiles y banqueros, mientras se permite a las grandes empresas prejubilar a los 55 años? ¿Cotizar más años cuando es incluso difícil empezar a trabajar?

Se nos piden sacrificios hoy para asegurarnos el futuro. Por eso, para asegurar el futuro, se recortan presupuestos en investigación y en educación, reduciendo la plantilla de profesores aunque aumenten los alumnos.

Se nos pide que nos apretemos el cinturón, que arrimemos el hombro para tirar hacia delante todos juntos. Estupendo. Pero ¿ese “todos” incluye también a “los que más tienen”? Porque llevamos un tiempo esperando que las subidas de impuestos nos toquen a todos por igual. ¿Son los “asalariados cualificados” los que más tienen o sólo son más fáciles de controlar? Y si vamos a ir todos juntos ¿por qué se limitan las ayudas a los parados que han perdido la cobertura? ¿No estamos orgullosos de que el 80% de los parados estén “protegidos” por el Estado?

Pero la Huelga del 29 de Septiembre tiene que ser más que una Huelga contra el Gobierno. Tiene que ser una Huelga contra el sistema que ha empujado a 4 millones de personas al paro, pero también contra aquellos que se aprovechan de ello: empresarios sin escrúpulos, políticos corruptos, defraudadores de impuestos, etc. La Huelga tiene que ser un plante frente a los mercados, esos monstruos de siete cabezas ocultos bajo siglas y nombres compuestos que ganan suceda lo que suceda, que apuestan por las quiebras de otros, que viven por encima del bien y del mal controlando la mano invisible. Tiene que ser un paro contra las desigualdades, contra una sociedad cada vez más injusta.

Muchos de los que salgamos a la calle seremos votantes socialistas, es posible que una buena parte también tengan en la cartera el carnet del partido. La Huelga, además, tiene que servir también para frenar la deriva liberal del PSOE, para liberarle de sus propios demonios. Una huelga defensiva para evitar que el único partido de izquierdas que puede gobernar deje (aún más) de ser de izquierdas. La Huelga tiene que servir para que aquellos que pagan una crisis que mayoritariamente no causaron puedan tomar la palabra, para que el eslabón más débil reivindique su derecho a decidir como se hacen las cosas. La Huelga tiene que ser una trinchera desde la que defender políticas de izquierda para un mundo más justo, un mercado más social y una economía al servicio de la ciudadanía. Una trinchera desde la que defender que hay otras formas de salir de la crisis, a pesar de que muchos se empeñen en negarlo.

Espero que la Huelga sea un éxito, aunque me temo que no será así.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Economía, Política

Curiosidades de mi LHT y alrededores

LHT = Lugar habitual de trabajo

El fuego viene con IE6 pre-instalado.

2 comentarios

Archivado bajo Varios