El Alcalde de Ávila y SU aparcamiento (Episodio 127)

Como todo el mundo sabe, para poder ser Alcalde de algún municipio importante de Castilla y León hay que cumplir dos requisitos básicos: ser del PP y ser, como minimo, “especial”. Es verdad que hay excepciones: hay media docena de alcaldes socialistas en Castilla y León, pero alguno de ellos son tan “especiales” que bien podían cambiarse de acera y nadie lo notaría.

Entre los Alcaldes populares de Castilla y León contamos con grandes estrellas mediáticas, auténticos showmen de repercusión nacional que han protagonizado, a lo largo de su carrera, varias portadas de prensa, editoriales y programas de humor. De entre todos ellos, destacan, por méritos y capacidad, el actual Alcalde de Salamanca, Don Julián Lanzarote, mundialmente famoso por su encendida defensa del Archivo General de la Guerra Civil y otras payasadas; y el Alcalde de Valladolid, León de la Riva, aclamado en toda la Galaxia por su caballerosidad y galanteria hacia las mujeres que forman parte del Gobierno de la nación. Ambos han sido, y son, punta de lanza de un modo de hacer política y de entender el gobierno municipal, el municipalismo castizo castellanoyleones, caracterizado por ser eminentemente conservador, decimonónico y un tanto bocachancla.

En las ciudades pequeñas, entre las que se encuentra Ávila, nos tenemos que conforman con versiones provincianas de estas rutilantes estrellas. Nuestro alcalde, Don Miguel Ángel García Nieto, nunca ha podido disfrutar de la repercusión de sus correligionarios, aunque lo ha intentado. Tuvo su momento, allá por 2005, cuando el Gobierno aprobó la Ley de Matrimonio Homosexual, pero fue a la sombra del regidor pucelano. Este decidió no casar homosexuales en el Ayuntamiento y a nuestro alcalde le pareció un gesto de “buena hombría”. Ya se sabe, en Castilla y León no hay homosexuales, y menos en Ávila; como mucho afeminados y maricones, pero no homosexuales de esos con derechos.

El resto de sus manifestaciones exaltadas y simplonas y de sus políticas absurdas y mal encaminadas hemos tenido el placer de disfrutarlas en exclusiva los abulenses. Somos unos afortunados.

Su última gran idea, y supongo que su gran promesa electoral, es un nuevo aparcamiento subterraneo, esta vez frente al lienzo norte de la muralla, bajo la ronda vieja. Evidentemente, hay una parte de la población que no está muy convencida de la necesidad y del emplazamiento del citado aparcamiento, lo que ha provocado cierta preocupación, sobre todo a la vista del ma-Moneo que el Hay-untamiento de la capital plantó entre la Muralla y la Iglesia de San Pedro.

Situación del aparcamiento frente al Lienzo Norte de la Muralla - Ávila

Ante esta preocupación ciudadana y las dudas de algunos organismos internacionales (el ICOMOS y la UNESCO, unos mindundis) nuestro queridisimo Alcalde nos responde con una de sus destempladas declaraciones:He decidido ser bueno y mandar toda la documentación que se nos ha pedido” Después de perdonarles la vida, les aclara que la citada información ira acompañada de una carta donde les dará un “ultimatum”: si en “3 o 4 meses” no se pronuncian, él, el hombre, el nuevo Cid: “tirará para adelante”. Aunque aclara que podía haber sido malo y y pasarse sus recomendaciones y peticiones “por el arco del triunfo”. Con dos cojones, Miguel Ángel. Asi se hace ciudad, mundo y universo. Tras leer estas declaraciones, es necesario hacer un llamamiento a la calma, la sangre no llegará al rio. El Alcalde lleva vendiéndonos esta moto desde hace al menos un año y, por fortuna, ni se ha movido una piedra ni se ha presentado ante la UNESCO con un AK47 para impartir justicia. Con un poco de suerte, dormirá el sueño de los justos junto al aparcamiento bajo el Mercado Chico.

Estas declaraciones de nuestro regidor municipal son una nueva fanfarronada de un político que, sin esforzarse, también puede menospreciar a sus rivales políticos jactándose de desconocerlos o diciendo que son “al menos pintorescos”.

En Ávila llevan gobernando los mismos desde que Tarik puso sus babuchas en la península. Va siendo hora de abrir las ventanas, en el Palacio municipal huele a cerrado, a moho y a humedad.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Ávila, patrimonio, Política

5 Respuestas a “El Alcalde de Ávila y SU aparcamiento (Episodio 127)

  1. Pingback: Tweets that mention El Alcalde de Ávila y SU aparcamiento (Episodio 127) | Decapitado por Hereje -- Topsy.com

  2. Pingback: Los palomos cojos | Decapitado por Hereje

  3. Pingback: El PSOE quiere enterrar Ávila (y otras tonterias populares) | Decapitado por Hereje

  4. Pingback: Otra sobre aparcamientos en Ávila | Decapitado por Hereje

  5. Pingback: “Haciendo ciudad” El programa del PP para las elecciones municipales en Ávila | Decapitado por Hereje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s