Doble moral

(Post de @su_yeltes, a la que damos las gracias desde aquí)

A pesar de vivir en un Estado aconfesional, la gente invade nuestras calles estos días con el único fin de manifestar su fe. Lo cual es lícito, que duda cabe, pero especialmente curioso, ya que nos pasamos el resto del año intentando fomentar unos valores que en esta época parece que dejamos a un lado. Es verdad que no todos somos iguales y que mi moral o mis principios cívicos no son los mismos que los del compañero del despacho de enfrente, pero hay, o debería haber,  puntos comunes.

Empecemos por los derechos de la mujer. Actualmente luchamos, día a día, para que las mujeres tengan los mismos derechos que los hombres. Se promulgan leyes (LEY ORGÁNICA 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres), se fundan entidades ( Instituto de la Mujer), se crean páginas web (www.e-igualdad.nethttp://ec.europa.eu), planes (PLAN ESTRATÉGICO DE IGUALDAD OPORTUNIDADES (2008-2011) ) y campañas (Campañas por la Igualdad de Género), y se realizan y publican estadísticas que intenten concienciar de que aun hay una desigualdad social real entre hombres y mujeres (salario, presencia en puestos directos); pero luego llega la Semana Santa y sacamos a nuestros hijos a las calles a participar en actos “convocados” por una organización, la Iglesia católica, abiertamente machista.

Machista porque por el mero hecho de tener un sexo u otro impide promocionar a determinados cargos ¿Hay mujeres Obispo? ¿Y han llegado a ser Papas? Claro, que es una entidad privada y funciona según sus estatutos pero ¿no deben estos cumplir la ley? ¿No debería de ser un asunto relacionado con la cualificación y la capacidad y no con el sexo? Porque supongo que alguna mujer estará lo suficientemente preparada (en lo que sea) para ser obispo u optar a elegir o ser elegida Papa. Porque esa es otra, no solo no pueden llegar al cargo, sino que ni siquiera pueden votar para encumbrar a alguien que las represente. En el  Cónclave que elegirá al próximo Papa solo podrá votar el Colegio de Cardenales. como sucede desde la Edad Media, y a pesar de que “cualquier persona católica puede ser elegida”, antes tendrá que ostentar el rango de Obispo, inalcanzable para las féminas. ¿Eso es democracia? Evidentemente no. ¿Es legal que una asociación que recibe fondos del Estado actúe de esta forma? No debería.

Además, la Iglesia situa a la mujer en un segundo plano. Exceptuando a la virgen María, garante de virtudes imposibles como tener un hijo sin practicar sexo, las demás son relegadas a un segundo plano. María Magdalena, fiel compañera de Jesus según las escrituras católicas, nunca ha sido admitida como tal. Incluso se le ha tachado de “mujer alegre”. Con la perspectiva del tiempo, Mº Magdalena se podría equiparar a un Apóstol de aquellos que siguieron a Jesús e incluso le acompañaron en su crucifixión (por cierto, no como Judas o Pedro, que en su momento abandonaron al Señor) Pero claro, la historia, creada durante siglos por varones, no los ha castigado tanto por ser hombres.

Por si fuera poco, la Iglesia católica oculta a sus “siervas” Sí, nos rasgamos las vestiduras cuando otra religión tapa a sus mujeres pero en la “religión mayoritaria” se hace los mismo. ¿Quién vio el pelo a una monja? Vestimentas austeras y pelo corto forman parte su aspecto, evitemosles la tentación de ser vanidosas. En cambio, creo recordar que los hombres pueden elegir su tipo de contrato con Dios, si lo desean podrán ser sacerdotes  (vestir de calle) o pertenecer a cualquier orden (lo que supone un vestuario). Afortunadamente, ya podemos entrar en los templos sin cubrirnos la cabeza, ya que no solo son lugares de culto, sino patrimonio  nacional (mis impuestos los restauran y por ello, independientemente de mi devoción, tengo derecho a disfrutar de ellos).

Sigamos por las libertades individuales y los derechos más elementales, como el derecho a la vida. Año tras año, numerosas campañas intentan concienciar a la sociedad sobre el peligro que supone y los medios disponibles para evitar el contagio del VIH y otras enfermedades vernereas; para no tener embarazos no deseados; para mantener una sexualidad sana y segura. Estos días apoyamos a una Entidad que prohibe y persigue el uso del preservativo, medio más seguro contra estos contagios. Una Entidad que condena la sexualidad fuera del matrimonio, matrimonio que, por otra parte, solo permite a las parejas que tiene a bien, una decisión también muy democratica.

Como conclusión, personal por supuesto, me temo que luego nos daremos de cabezazos contra la pared cuando no logremos terminar con el machismo, punto de inicio de la violencia de género; con la moral del castigo, la intolerancia religiosa y con numerosos problemas sociales (homofobia, discriminación a madres solteras o a parejas que conviven sin estar casadas, perspectiva del divorcio como fracaso, etc) que derivan de una MORAL y de una TRADICIÓN CRISTIANA que como estado aconfesional no debería de OCUPAR sin crítica y sin límites nuestro entorno.

Cada cual es libre de tener las creencias que desee, pero manteniendonos todos dentro de las reglas del juego y no promocionando conductas que afectan al común de la sociedad.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Colaboraciones

3 Respuestas a “Doble moral

  1. Lola

    Ayer leí un artículo que hablaba de la falta de vocación en el seno de la Iglesia. Los nuevos sacerdotes se han reducido a la mitad y la mayoría se va del seminario antes del primer año. Cuando la escasez sea suficiente como para que se vean mal de dinero, ya verás como permiten mujeres dando misa. Al tiempo…

  2. gOrdO

    No conocía el blog. He entrado por twitter.
    Me alegra poder seguir los comentarios de @su_yeltes.
    No comparto algunas de las cosas que escribe. No creo que las parejas que conviven sin estar casadas o la perspectiva del divorcio como fracaso puedan ser considerados problemas sociales. Tampoco es cierto que puedas disfrutar de los templos, en muchos de ellos sólo puedes entrar previo pago.
    Por lo demás, y corrigiendo alguna falta de ortografía y algún error en la redacción, considero que se trata de un blog muy recomendable, en el que espero se sucedan las entradas.
    Un saludo

  3. Su_yeltes

    En primer lugar, gracias por comentar.

    @gOrDo En cuanto a que no te parecen problemas sociales, evidentemente no lo son, pero la jerarquía católica y las sociedades fuertemente influidas por la Iglesia, como pequeñas sociedades (ej: pueblos de Castilla) donde la vida personal es de ámbito público, sí lo consideran un problema. Estar sometido a constante crítica resulta un problema para todos aquellos jóvenes y no tan jóvenes que viven acorde con su tiempo en el seno de una sociedad de otra época.

    Templos católicos. Tengo derecho a entrar en un horario como el de un museo, con esa libertad. A pesar de que soy de la opinión de que la cultura debería de estar al alcance de todo el mundo, nadie dijo que tuviera que ser gratis.

    Si tengo alguna falta, lo siento. Las erratas son las últimas en abandonar el barco 😉

    @Lola. Bueno, si es así al menos servirá para algo la sociedad capitalista. 😉 Pero es una pena que tenga que ser el dinero el que mueva a la Iglesia y el que permita a la mujer asumir roles importantes dentro de la jerarquía católica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s