Archivo mensual: junio 2011

Las reglas del juego

Hoy es el Debate sobre el Estado de la Nación. Sí, ya saben, ese documental de animalitos que pasan por televisión una vez al año donde dos machos Alfa chocan sus cornamentas para demostrar a sus manadas que siguen al frente del grupo. Les puedo anticipar su contenido: el Presidente del Gobierno glosará sus esfuerzos por sacarnos de la crisis en un discurso previamente escrito y, desde la oposición, Mariano Rajoy le criticará leyendo un discurso escrito previamente en el que pedirá elecciones anticipadas. El Presidente le replicará diciendo que ellos, el PP, no aportan nada, le mencionará la tumbona en la que vive y, mientras tanto, la vida seguirá discurriendo pausada y calurosa fuera del Congreso. Los temas serán los principales hits del año en curso: la crisis, el paro, las elecciones (pasadas y futuras), quizá Afganistan y Libia, y el siempre apasionante debate en torno al conglomerado Bildu-Batasuna-Sortu-ETA y alrededores.

Quería detenerme brevemente en este último punto, Bildu y su presencia en las instituciones vascas. Tras las pasadas elecciones, Bildu acumula un poder que jamás ostentó la “izquierda abertzale”, con el Ayuntamiento de San Sebastian y las Juntas Generales de Guipuzcoa como principales enclaves. En ambos casos, gobernaran en minoría. Algunas de las primeras actuaciones de Bildu han levantado cierta polémica, como la retirada del retrato del Rey y de las banderas del Ayuntamiento de San Sebastian o la polémica con los escoltas en Andoain y Lasarte. Desde la oposición y desde el Gobierno se han hecho llamamientos a Bildu para que, digamoslo así, respeten las reglas de juego democrático.

Evidentemente, yo no voy a ser menos y voy a pedir a Bildu y a los demás partidos políticos (también a PP y a PSOE) que respeten las reglas del juego. Reglas que, entre otras cosas, permiten competir a todo aquel que cumpla una serie de requisitos, fruslerias como la ley y tal, y estipulan que los ciudadanos reparten las cartas y cada uno tiene que jugar con la mano que le ha correspondido. Desde este blog, un servidor defendió en su momento que Sortu debía ser legal porque, a la luz de las pruebas, cumplía las reglas del juego pero los tribunales, que velan por el juego y son los máximos interpretes de sus reglas, no lo vieron así. Con Bildu las cosas cambiaron y los tribunales, en concreto el TC, permitió a Bildu jugar a esto de la democracía porque cumplía con unas reglas que, casualmente, habían marcado PP y PSOE. Bildu cumplió y gracias en buena parte a la campaña gratuita que le hizó el PP alcanzó, conforme a la reglas del juego, un resultado histórico.

A mi no me gusta ese resultado, igual que no me gustan otros muchos de esas elecciones, pero asumo que así es el juego. Otros no lo hacen. Si los tribunales han determinado que Bildu no es ETA ¿por qué habla el PP de la presencia de ETA en las instituciones? ¿Por qué los medios de la caverna hablan una y otra vez de los pactos del PSOE con ETA para que ésta entrara en Ayuntamientos y Juntas? ¿Dónde quedó el respeto a las reglas del juego?

El PP y sus acólitos van a utilizar a Bildu durante lo que resta de legislatura como punta de lanza contra el PSOE porque su candidato a las próximas elecciones generales es el máximo responsable de la lucha contra el terrorismo. ¿Usar el terrorismo como arma política está permitido por las reglas del juego?

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Política

Yo voté a IU en Extremadura

Colaboración de @su_yeltes.

Parece que mi voz no se oye. Con este sistema electoral, mi voto vale o cuenta menos que el del vecino que apoya a uno de los dos partidos más votados. Eso ya lo sabía. Para colmo, ahora sé que en las últimas elecciones he votado a la derecha, o permitido con mi voto que ella gobierne. Es inconcebible que el voto de una persona a la que insulta esa derecha llamandola “roja” sirva para esto.

Me llaman “roja”, sí, y estoy orgullosa de ello. Orgullosa de estar a favor de una ideología que implica luchar por la igualdad (entre sexos, entre personas de diferente origen y raza, entre personas con diferente orientación sexual),  por el estado del bienestar (educación, sanidad, pensiones, salidas de los impuestos pagamos todos), por un estado con libertades políticas y sociales (derecho al aborto y a una educación afectivo-sexual, a un Estado laico que no me imponga una moral), implicado en el cuidado de su medio ambiente, etc. En definitiva, orgullosa por querer vivir en una sociedad menos guiada por el capitalismo salvaje y más basada en valores y en personas.

Sí, yo aún veo el mundo en esa vieja clave derecha-izquierda. Está la derecha oficial, el PP y sus alrededores, y está la derecha que no sé si por imposición de Europa, de los mercados, o por que simplemente cree que le beneficia realizar esas reformas, ha acabado por desprestigiar la historia de su partido. Mi voto no fue para el PP, la derecha oficial, ni para ninguno de esos grupúsculos desorientados postfalangistas, pero acabó en su saco. Y es que hoy, una votante de Izquierda Unida, creyente y fiel a los valores que se supone que defendía el partido y que nunca ha sido tentada por el voto útil, se siente defraudada. Después de esto, no sé si ya podría decir “este es mi partido”. Me parece mal venderse al PSOE, claro, no tenemos que ser la muleta de nadie, pero en este caso no era venderse, era hacerse con una parte del poder, era tener la llave 4 años. El tiempo suficiente para poner en práctica nuestras políticas, para demostrar que funcionan y hacerse con más votos. En definitiva, el tiempo necesario para convencer a los votantes de que existe una alternativa, nosotros, y para estar al mando de una comunidad que necesita un impulso urgentemente. Un impulso de izquierdas.

Y ante esta nueva situación ¿qué va a hace IU? Dejar gobernar al PP, pero ¿va a apoyarle es sus medidas?. Entonces… ¿Van a bloquear la Asamblea y mantenerla cerrada por derribo durante los próximos cuatro años? O incluso mejor, ¿van a darle tiempo al PP para que gane a nivel nacional y pueda así conseguir en Extremadura una holgada mayoría a costa del PSOE y por supuesto, de IU? ¡Qué me digan cual es el plan! ¡Qué me digan qué porque han hecho lo que han hecho con mi voto!

El 14 de Junio, la Comisión Ejecutiva Federal proponía abrir expedientes a todos estos impresentables que han vendido mi voto y me parece correcto, aunque dudo que lo haga con los tres diputados autonómicos. Yo he votado al PARTIDO, a IU, y si Escobar o la dirección regional quiere hacer una política distinta a la de mi partido que se presenten ellos solos. Hasta que yo no tenga la oportunidad de elegir diréctamente a mi representante dentro de una lista, que nadie se crea un Dios al que le llueven los votos del cielo y que acate las decisiones del partido, aquel “ni por activa, ni por pasiva dejaremos gobernar a la derecha”.

La verdad es que no sé en que Comunidad Autónoma estaré en las próximas elecciones, pero si sé que si sigo en Extremadura no volverán a regalar mi voto a la derecha.

11 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Badajoz, Colaboraciones, Política

El AVE, Ávila y Extremadura

Por razones que no vienen al caso, el pasado fin de semana recorrí algo más de mil kilómetros de la mano de RENFE. En concreto, desde Badajoz hasta Ávila y vuelta, previo transbordo en Madrid, capital de las Españas. Casualmente, el AVE es un tema de conversación habitual entre los usuarios de tren en ambas regiones.

En Extremadura, el AVE es una promesa brillante, el fin del aislamiento, un sueño de un futuro más prospero que parece que nunca va a llegar. Ahí están las obras en algunos tramos, o la licitación del proyecto, pero sobre el trazado pende la espada de Damocles de los recortes portugueses. ¿El AVE va a Extremadura o a Lisboa? ¿Tiene sentido un AVE a Extremadura si el tren se tiene que dar la vuelta en la frontera? A los políticos catalanes no parece convencerles mucho el proyecto y aunque en Extremadura, oficialmente, todos los políticos reman en la misma dirección, hay signos preocupantes. El otro día, el Alcalde de Badajoz, firme defensor del proyecto, declaraba que ahora mismo no es lo más importante. ¿Anticipo quizá de un cambio de postura de su partido después de tomar la Moncloa? Veremos

En Ávila la situación es distinta. Allí, la conexión de la ciudad con la linea de Alta Velocidad, tiene tintes más reivindicativos y, si me lo permiten, identitarios. Ávila se ve apartada injustamente de un camino de progreso que parece llegar a todas las ciudades menos a ella. El varapalo que supuso para los abulenses ver como la nueva línea Madrid-Valladolid se iba por Segovia aún no se ha olvidado. Ese cierto resentimiento, unido a la situación económica de la ciudad y de la provincia, y aderezado con unas gotas de politización oportunista, ha movilizado y moviliza a un coro heterogéneo de voces a favor de una conexión de la ciudad con la Alta Velocidad, sea como sea.

En ambos casos, la población está mayoritariamente convencida de la necesidad de esa conexión, pero ¿es igualmente necesaria? ¿Es igualmente viable? Ahora es cuando me van a llover palos, porque sé que mi opinión es muy minoritaria en la ciudad amurallada y todos los partidos apuestan por la conexión. El AVE en Extremadura es necesario e inaplazable, el AVE (o sucedáneos) en Ávila no es necesario para el futuro de la ciudad y dudo que sea la mejor opción. Me explico.

Extremadura es una región tradicionalmente marginada, alejada política y geográficamente de los polos de poder, con un peso específico bajo a nivel nacional y con un déficit histórico de infraestructuras e inversión pública. No es que Extremadura esté mal comunicada con Madrid, no es madricentrismo de lo que hablamos; Extremadura está mal comunicada, a secas. Si eres fan del transporte público, como me pasa a mi, no te plantees seriamente vivir en Extremadura o terminarás, como he terminado yo, curioseando en los folletos de los concesionarios para ver si puedes permitirte una tartana de segunda mano. No es Madrid; es Sevilla, es Cordoba, es Huelva, es Portugal, es el resto de las ciudades extremeñas. Si tienes alguna duda, ármate de valor, entra en la web de Renfe y consulta los horarios de los trenes que salen de Badajoz. No, no es cosa de tu navegador. Eso son todos los trenes que salen de la ciudad. ¡Y qué trenes! El mismo trazado de vía única que recorrían las locomotoras de vapor a un ritmo parecido (6 horas, o más, para recorrer 400 kilómetros. Una velocidad media brutal) El AVE, en Extremadura, es una necesidad.

Ávila está a 115 kilómetros de Madrid, a 120 de Valladolid, a 65 de Segovia y a 100 kilometros de Salamanca. La ciudad está conectada con las ciudades de su entorno con carreteras y vias rápidas en buenas condiciones, y cuenta con abundantes conexiones por autobús y servicio de ferrocarril lento pero hasta el momento regular con Madrid, Valladolid y Salamanca. Además, los aeropuertos de Madrid, Valladolid, e incluso Salamanca, están a menos de hora y media de la capital. ¿Es necesario que el Estado se gaste miles de millones de euros en conectar Ávila con Madrid a traves de Segovia? ¿Cuanto tiempo se va a ahorrar y cuanto nos va a costar ese ahorro? ¿Es rentable? Es practicamente imposible que un tren salga de Ávila y llegue a Madrid, pasando por Segovia, en menos de 55-60 minutos. Ahora, el trayecto se cubre en 85-90 minutos parando en Villalba. ¿Merece la pena? ¿Estarán dispuestos los abulenses a pagar 18 o 20 euros por un viaje que ahora cuesta 10 euros y que solo les permite ahorrarse, en el mejor de los casos media hora?

Yo, como abulense, pero también como usuario de la linea y defensor de los transportes públicos, no creo que el Estado deba construir una conexión de Alta Velocidad entre Ávila y Segovia. Cojamos la mitad del dinero e invirtámoslo en mejorar el trazado de la línea Madrid – Hendaya. El trazado es una patata, compartido con la red de cercanías de Madrid y con tráfico de mercancias, sí, y es caro mejorarla; pero no creo que sea imposible rebajar en 15 o 20 minutos el tiempo de viaje si se invierte en la línea un porcentaje del dinero previsto para la conexión con Segovia. Lo mismo digo para la línea Ávila-Salamanca (una segunda vía, electrificar…) o el tramo de la Madrid-Hendaya entre Ávila y Valladolid. Un par de puentes para cortar curvas infinitas, una tercera vía, mejoras en los tuneles, etc. Yo quiero ir a Madrid desde Ávila en tren, tardando menos tiempo que ahora, con servicios frecuentes, y no creo que la solución para eso sea el AVE o sus sucedáneos, como no creo que el AVE sea una varita mágica que va reflotar la economía abulense (más bien diría que lo contrario). Una conexión de alta velocidad entre Ávila y Madrid solo tendría sentido si fuese más allá, hasta Salamanca y hacia Oporto. Si la línea muere en Ávila, no la necesitamos.

Apostemos por el tren, sí, pero con cabeza.

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Ávila, Badajoz

Puente de plata para Julián Lanzarote

Anoche, a las 00:01 exactamente, se constituía la primera de las corporaciones locales que a lo largo del día de hoy tomarán posesión en todo el país. Cientos de alcaldes y concejales dejarán sus cargos para ser ocupados por aquellos en los que el pueblo ha depositado su confianza y sus papeletas. De entre las miles de personas que dejarán sus cargos, quiero destacar a una por representar alguno de los peores vicios de la política nacional: hoy deja de ser Alcalde de Salamanca Don Julián Lanzarote Sastre.

Salamanca, en la que tuve la fortuna de vivir durante casi una década, tiene los mismos problemas que todas las ciudades de la región – apatía generalizada de la población, paro, falta de oportunidades para los más jovenes,etc. – pero cuenta con una ventaja: una población flotante de 30.000 universitarios. Salamanca es, gracias a la Universidad, la ciudad de Castilla y León más joven, más abierta, y más cosmopolita. La Universidad da a la ciudad justo lo que durante los últimos 16 años le ha quitado el Alcalde: futuro.

Julián Lanzarote, como Alcalde, representa buena parte de los vicios de la derecha española. Con el poder que le daban las urnas se convertía de inmediato en una autoridad por encima del bien y del mal. Él era el sol, la esencia de la ciudad, su pasado, su presente y su futuro. Él era la ciudad y el que estuviese contra él lo estaba, automáticamente, contra la ciudad y contra todos los salmantinos de bien.

Su gestión, contestada en múltiples ocasiones por vecinos y asociaciones, ha supuesto un freno para una ciudad que, como tantas, solo ha crecido en los últimos años a lomos de la burbuja inmobiliaria. El urbanismo, como en tantos sitios, ha sido una de sus campos de acción favoritos. La sospechosa dejadez selectiva de su administración ha dejado a la ciudad sin millones de euros en impuestos, pagos y multas de constructores y promotores mientras crecían como setas los atentados al patrimonio, al PGOU y al sentido común.

Pero como no solo de ladrillos viven los alcaldes populares, la gestión de Lanzarote también ha dejado algunos hitos en la deriva absurda de la derecha patria. Por ejemplo, su encendida defensa del Archivo General de la Guerra Civil, años atrás, dejó algunas de las imágenes más penosas de la historia de la ciudad. Manifestaciones en las que se movía como pez en el agua la ultraderecha, recursos absurdos contra la lógica y pataletas pueriles como renombrar la Calle Gibraltar, en la que se encuentra el Archivo, como Calle del Expolio.

Desde que su partido lo apeó de la candidatura, el Alcalde intentó dar un giro a su imagen y convertirse en un hombre de consenso, viva imagen de la moderación. Para ello incluso llegó a cambiar de nuevo el nombre a la Calle del Expolio, que hoy vuelve a ser, por decreto del Alcalde, la Calle Gibraltar. A juzgar por los acontecimientos de las últimas horas, esta campaña de imagen le estaba dejando un sabor agridulce, él se sabe hombre de valores férreos. Supongo que por eso, para que no olvidemos nunca quien es, la policía disolvió anoche a golpes una concentración de indignados. Aunque las informaciones aún no son muy claras, parece que un grupo de una docena de manifestantes se encontró con el Alcalde y su personal de seguridad a la salida de un acto de la Fundación Intereconomía y que, tras un cruce de insultos entre policía y manifestantes, los primeros recurrieron a la violencia. Un bonito colofón a 16 años de mandato.

Aunque dudo que el futuro alcalde, Mañueco 2.0, sea mejor que el que nos deja, desde aquí mi felicitación a aquellos que van a dejar de sufrir en sus carnes los métodos y modos del anterior Alcalde de Salamanca. Su marchar es un alivio para todos los que queremos a esa ciudad.

Lanzarote, tanta gloria lleves como paz dejas.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Política

La dudas de IU en Extremadura.

Primero el contexto. El pasado 22 de Mayo, en medio de la debacle general del PSOE en toda España, Extremadura aparecía como el único lugar donde los socialistas habían salvado los muebles. Sí, habían perdido la mayoría absoluta, ocho diputados y el 10% de los votos (más de 63.000), y sí, el PP había ganado las elecciones; pero presuponían que el apoyo de IU les permitiría mantener el poder en la Junta.

El acuerdo PSOE-IU parecía lógico, pero no todos opinaban lo mismo. Desde el primer momento, Pedro Escobar, candidato a la Presidencia de la Junta por IU y coordinador regional de la formación en Extremadura manifestó que permitir el cambio, es decir, no pactar con el PSOE y permitir al PP gobernar en minoría, sería positivo, ya que eso “renovaría toda la capa intermedia de cargos de designación directa en la Junta; mucha gente nos lo dice, nos han votado para que corra el aire fresco por todos los pasillos y ventanillas, eso es bueno para la democracia” Esa declaración chocaba frontalmente contra el mensaje que el Coordinador Federal de IU, Cayo Lara, había lanzado a lo largo de toda la campaña y que repitió la misma noche electoral: “IU no dejaría gobernar al PP ni por activa, ni por pasiva”

Las diferencias en el seno de IU llegaron hasta el Consejo Político Regional de la formación que optó, supongo que para enfado de la dirección de Madrid, por dar voz a los militantes y simpatizantes a través de asambleas locales en las que se debatiera qué postura tenían que tomar los tres diputados conseguidos por IU en la Asamblea Regional. Los resultados de estas consultas no serían vinculantes, con lo que la dirección tendría la última palabra. Estas asambleas se han venido realizando a lo largo de los últimos días y es difícil saber qué esta sucediendo. Si hacemos caso a algunos políticos del PP, el diputado Floriano anoche mismo en el Canal24Horas, las asambleas apoyarían mayoritariamente dejar gobernar al PP. Según algunas fuentes socialistas, las asambleas estarían a favor de apoyar la investidura de Fernández Vara. Según Twitter, las cosas no estarían nada claras. En las últimas horas, la formación ha anunciado que no se pronunciará hasta después de constituirse la Asamblea, cosa que sucederá el 21 de Junio.  Además, en una entrevista, Escobar ha afirmado que escucharan a la Dirección Federal antes de tomar una decisión. Autonomía compartida, lo llama Cayo Lara

Y ahora un poco de opinión. En esa misma entrevista, Escobar reconoce que los resultados han supuesto a IU más quebraderos de cabeza que alegrías. Están en una posición incómoda e imprevista. IU esperaba el ascenso del PP, pero nunca atisbaron en las encuestas que ese ascenso pusiese en peligro la victoria socialista. Ese error de cálculo ha descolocado a la formación que desde las elecciones no sabe como enfríar la patata caliente que tienen entre las manos. Y esto no es una suposición mía, Escobar, en una noticia difundida por Europa Press a principios de Mayo afirmaba que una victoria del PP no iba a ocurrir “Es un marco que no contemplamos, nos parece que el PP no va a ganar, es posible que recorte distancias…” Si se diese, continúa “tendría entonces que reunirse con el Consejo Regional de IU para ver qué se hace”

Están perdidos, sin hoja de ruta, y ahora la formación se debate entre hacer caso a aquellos que quieren apear al PSOE del poder para hacerles pagar por años de desprecio, prepotencia y superioridad; y los que creen que una formación de izquierdas no puede permitir que gobierne el PP, aunque en algunos municipios extremeños parecen más dispuestos a lo primero que a lo segundo. Mi humilde opinión es que hagan lo que hagan el panorama es sombrío para IU. Si apoyan al PSOE, el sector de IU que ve al PSOE como un partido de derechas con piel de obrero, puede no perdonarlo nunca. Si permite al PP gobernar, buena parte de sus votantes se sentirán defraudados porque sus votos de izquierdas permitirán un gobierno de derechas.

En mi humilde opinión, lo único que puede hacer IU es minimizar los daños e intentar aprovechar en lo posible la situación y creo que eso pasa por apoyar al PSOE. Si decide apoyar al PP dejaría la Comunidad en manos de un gobierno en minoría, enfrentado a una Asamblea en teoría claramente opuesta a sus propuestas. Esto equivaldría a paralizar la actividad legislativa de la Comunidad y a dificultar el Gobierno de la misma. En estas condiciones, lo más lógico es que el PP optase por disolver la cámara y convocar nuevas elecciones esperando que el impulso electoral del PP nacional les diese el diputado que les falta para la mayoría absoluta. En esa situación, IU pasaría de tener la llave de la gobernabilidad a no ser nadie en la Asamblea y habría servido, en bandeja de plata, la mayoría absoluta al PP.

 La opción contraria, apoyar al PSOE, le permitiría influir en la acción de Gobierno. IU dice querer hacer políticas de izquierda y la política se hace, le guste o no al sector de la coalición menos dispuesto a pactar con el PSOE, desde el gobierno. Para hacer políticas de izquierdas, objetivo último de Escobar, hay que mandar y punto, lo demás son berrinches y pataletas.

 Si IU quiere gobernar, tomar decisiones, influir en la vida de la comunidad tiene una oportunidad de oro. Si lo hace bien, si influye, si aporta, si consigue virar las políticas del PSOE hacia la izquierda, tendrá algo que vender a sus militantes, simpatizantes y votantes y podrá demostrar a los contrarios al acuerdo resultados concretos.

 Si opta por vengarse del PSOE puede que en las próximas elecciones vuelva a caer por debajo del límite del 5% de los votos que marca la Ley electoral. La venganza se sirve fría, sí, pero más frío hace fuera de las asambleas y parlamentos

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Badajoz, Política

Maratón

Seguía corriendo por el sendero que serpenteaba entre los viejos árboles, jadeando, con la ropa pegada al cuerpo empapada de sudor. Estaba agotado, le dolía el pecho y notaba las piernas flaquear a cada paso, pero tenía que seguir corriendo. Su mensaje tenía que llegar, como fuese, a la ciudad.

 Esquivó un tronco caído, se agachó para sortear unas viejas ramas vencidas sobre la senda y giró a la izquierda dejando atrás, por fin, el bosque y penetrando en las llanuras de cereales desde las que ya se veían, imponentes sobre el cerro, las murallas doradas de la ciudad. La visión le confirió nuevas fuerzas, las últimas seguramente dentro de su menudo cuerpo, que le permitieron ganar velocidad. Estaba extenuado y delante de sus ojos empezaban a flotar pequeñas manchas oscuras. Mala señal, pensó, pero tengo que llegar como sea.

 Siguió corriendo, atravesando raudo los campos de cultivo de la ciudad y, siguiendo el curso del río, fue acercándose a las murallas. Las rodearía por el este, junto al río y subiría hasta el templo por el norte del cerro amurallado, por la vieja ronda. Allí, frente al templo, estarían en aquel momento esperando su mensaje, estaba seguro. Allí le estarían esperando ¿dónde sino en una fecha como esa? Hacía horas que no tenían noticias suyas ni de sus compañeros y era capaz de imaginar la tensión reflejada en la cara de los congregados. En él, el más rápido y mejor atleta de entre sus compañeros, había recaído la responsabilidad de transportar veloz aquella noticia. Era su carga y su orgulló.

 Giró a la derecha y se preparó para subir, bordeando las murallas, hasta la parte más alta de la ciudad, donde se elevaba el templo. A medida que ascendía por las faldas del cerro amurallado, sus doloridas piernas aumentaban la intensidad de su sufrimiento. Un poco más, se decía, no queda nada.

 Volvió a girar a la derecha, dejó atrás una de las puertas de la muralla, y se dirigió a la que daba acceso directo al templo. Allí, la gente se agolpaba a ambos lados de la puerta intentando por igual entrar y salir de la ciudad fortificada. Se abrió paso y pronto encontró su camino franqueado. Sonaban trompetas y tambores. A uno y otro lado, la gente, que parecía abrirle paso hasta el templo, le miraba extrañada. A su izquierda, por fin, el templo se erguía majestuoso dominando la plaza y frente a él observó las caras conocidas a las que iba destinado el mensaje.

 Apunto de desfallecer, se acercó a ellos, cayó al suelo y con un último suspiro transmitió su mensaje:

–  Νενικήκαμεν (Nenikékamen)

– ¿Qué dice este niño? – dijo una figura enlutada que se abría paso entre el gentío – Y la bicicleta ¿dónde la has dejado?

 – Dejale que respire, madre. A ver, Felipe, hijo ¿qué te pasa? – dijo la mujer más joven acercándose al desfallecido muchacho.

 – Mamá… se nos pincharon las ruedas de las bicis en el Fresno… – tomó aliento – …y cómo no teníamos nada para arreglarlas… – volvió a respirar –…he venido corriendo desde allí… para ver si podía ir papá a buscar a estos.

 – ¿Pero has venido corriendo desde el Fresno? Madre de Dios –exclamó la abuela – ¿Cuántos kilómetros son esos?

– Por lo menos 42 – exageró Felipe

 – ¿Y el móvil? – preguntó su madre

 – Sin batería – dijo Felipe mientras se recuperaba sentado en la acera, frente a la catedral

–  Está bien. Tu padre se ha quedado en casa, no le apetecía subir a la procesión. Ahora mismo le llamo para que vaya a buscar a tus amigos. Tú vete a casa y date una ducha que estás empapado. – dijo compresiva su madre.

– Estos críos, mira que irse con la bicicleta en Viernes Santo.

Deja un comentario

Archivado bajo Ávila, Escenas y Paranoias

Las elecciones municipales y el programa del PP de Ávila

Ya sé que llego tarde, que a estas alturas todo lo analizable está analizado y que los resultados electorales ya duermen fríos en el cajón de la actualidad, donde ya nadie habla de ellos; pero he estado de vacaciones y no he tenido oportunidad de sentarme antes frente a un teclado para ordenar un par de reflexiones acerca de la jornada electoral abulense.

 En Ávila, el PP ganó holgadamente, aunque menos que otras veces, y suma ya seis mayorías absolutas consecutivas. El PSOE se desplomó, siguiendo la tónica del partido a nivel nacional e IU subío tímidamente, como en el resto del país. La mayor sorpresa en Ávila fue la irrupción de UPyD que consiguió 4 concejales, convirtiéndose en tercera fuerza política y quedándose a menos de 900 votos del PSOE. Por dar algún dato más, el PP, que pierde más de dos mil votos y dos concejales con respecto al año 2007, ganó en todos los distritos de la ciudad, menos en Aldea del Rey Niño, donde ganó, pasmense, IU.

 En resumen, durante los próximos cuatro años volverá a gobernar el PP con una amplia mayoría absoluta. Los abulenses han vuelto a decir en las urnas al PP que tiene que gobernar, poniendo en práctica su programa eficaz, sencillo, prudente, realista… un segundo… esperen… pero… ¿tiene programa el PP en Ávila? ¿No nos habías dicho veinte veces, por activa y por pasiva, que no tenían? Bueno, parece ser que sí, que tienen uno bonito y resultón, pero recapitulemos, que no es una historia sencilla. El 12 de Mayo en este blog se publicaba esto, denunciando que el PP no había hecho público, en ninguna parte, su programa electoral. El día 16 de Mayo, después de ponerme en contacto por correo electrónico con el PP de Ávila, publicábamos esto otro, criticando, primero, que solo se pudiese recoger el programa, en papel, en la sede local, y luego que allí tampoco tuviesen el referido documento. Según las estadísticas del blog, esas dos entradas han sido las más visitadas en lo que llevamos de año.

 Quizá nos escucharon, porque el día 19 de Mayo, a tres días de las elecciones, el PP decidió colgar su programa en la web del candidato. ¡Alabado sea el altísimo! Apenas 72 horas antes de acudir a las urnas, los abulenses podían, por fin, comparar los programas electorales de todos los partidos que presentaban candidaturas. ¡Viva la fiesta de la democracia! Ante tal muestra de espíritu democrático, y después de analizar el programa, es lógico que los abulenses hayan vuelto a confiar en el Partido Popular. Dos hip y un hurra por ellos.

 Y ¿cuáles son las propuestas que contiene tan preciado documento? ¿Cuáles son las ideas que van a sacar a Ávila de la penumbra? ¿Las ocultaban para que no se las copiasen Merkel y Obama? Vamos a echarle un somero vistazo.

 En primer lugar, bajada de impuestos y bonificaciones fiscales para todos. Pueden pensar que eso provocará un descenso de los ingresos, lo que resultaría preocupante conociendo la situación económica del ayuntamiento, pero tranquilos, también prometen aumentar los ingresos ¿cómo? Eso no lo ponen, pero seguro que tienen un plan. Confianza es la palabra clave. Por fortuna, también habla de recortes de gastos. ¿Superfluos? No, recortes de ayudas y subvenciones. Aquellos que reciban alguna ayuda del ayuntamiento que ahorren para vaselina.

Después de hablar de dinero, llegan las buenas intenciones. Promoveremos… avanzaremos… trabajaremos para… propondremos… intentaremos… Un montón de propuestas tan generales que va a ser difícil que las incumplan. La intención es lo que cuenta, ya saben. Por ejemplo, propuesta 19 de la sección turismo: “Crearemos sinergias con otros sectores para fortalecer el sector Turístico” ¿Cómo demuestras que no han creado sinergias? ¿Alguien tiene a mano un sinergiómetro?

 El programa tiene 47 páginas y aunque la mayoría de ellas son fotos, comentar todo el programa se nos va a hacer pesado así que me voy a centrar en las propuestas de áreas que me tocan más de cerca y que me parecen especialmente risibles.

 Vamos a empezar por el Patrimonio. Entre otras tonterías, el PP se compromete a: “Dar el tratamiento adecuado a los restos arqueológicos que aparezcan en nuestra ciudad a fin de conocer con más exactitud nuestro pasado” No me hagan reír. ¿Dónde está la villa romana de San Nicolás? Destruida ¿Dónde el cementerio musulmán? Destruido ¿Los hornos medievales de Vallespín? Olvidados durante lustros. ¿La basílica paleocristiana de San Pedro? Enterrada, para que no moleste, en una “Reserva Arqueológica” (¿?) La gran aportación del Ayuntamiento a la arqueología abulense ha sido el Jardín de Prisciliano, donde cuatro restos mal explicados languidecen entre arbustos y vegetación. ¿Ese es el tratamiento que merece nuestro patrimonio?

 Las propuestas de Cultura las incluyen en el área de tiempo libre, lo cual dice mucho sobre el concepto de cultura que tiene el Ayuntamiento, y contiene perlas literarias como las siguientes: “Somos partidarios de reconocer al sector de la cultura y sus creadores como motores de la actividad cultural”, por si alguien pensaba en las piedras o en los chopos como motores de la actividad cultural, o “Las fiestas son para el disfrute del ciudadano y deben ser los ciudadanos los verdaderos protagonistas de las mismas”. Aparte de frases bien construidas o no pero vacías, nada nuevo. La cultura en Ávila puede seguir languideciendo tranquila que el Ayuntamiento no la va a despertar pues su único propósito es llenar, como sea, el Palacio de Congresos de actividades, no vaya a ser que la ciudadanía piense que la citada mole es un despropósito.

 Medidas para una ciudad sostenible y responsable con el Medio Ambiente. Una, seguir con el PGOU (a tope de responsable y sostenible) Dos, más aparcamientos (el subsuelo también es medio ambiente, no se olviden) Tres, seguirán realizando la recogida selectiva de residuos (gracias, majos) Cuatro, más carriles bici (es decir, más asfalto en los caminos de los alrededores ¿Carriles bici urbanos? En Ávila hace frío y hay muchas cuestas) Cinco, y esta es la mejor, plantaran 4000 árboles, ni uno más, ni uno menos. ¿De dónde sale la cifra mágica? ¿Por qué no 5000? ¿O 10000? Y después de plantados, ¿los dejaran secar para poder plantar otros cuatro mil la siguiente legislatura?

 Ya sé que es una pregunta idiota pero ¿algún votante del PP se ha leído el programa antes de votar?

 Para prometer estas cosas podían haberse ahorrado el programa electoral.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Ávila, patrimonio, Política