Ave Monagvs

Ayer, a las siete de la tarde, en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida (MNAR) fue la boda… perdón… la coronación… perdón otra vez… la proclamación de J.A. Monago como presidente de la Junta de Extremadura. El primer Presidente de Extremadura del Partido Popular, que gobernará en minoría gracias a la abstención de los tres diputados de IU. Ayer, en el fondo por fortuna, acabó el sainete político que comenzó la misma noche de las elecciones y que parecía destinado a no acabar nunca.

El espectáculo de ayer fue vergonzoso. 1100 invitados, una escenografía grandilocuente, megalómana, innecesaria, impropia de los tiempos y de las promesas electorales (austeridad, eficiencia, fuera lujos) que llevaron al PP hasta la presidencia. El acto lo cerró Monago con un discurso vacío, sin prosa y sin verso, con un invitado de excepción en primera fila, el presidente saliente, Guillermo Fernández Vara, que tuvo que soportar que Monago, vigilado por Augusto, dibujara en su discurso una comunidad asfixiada por una Junta intervencionista, caciquil e ineficaz.

Monago prometió liberar a Extremadura del Leviatán de la Junta. Prometió libertad, como si él fuese un liberador y saliésemos de años de dictadura. No sé dónde habrá estado metido Monago los últimos 30 años, pero me temo que llega tarde a ese papel de héroe clásico que le viene grande. No digo que no vaya a ser un buen presidente, por el bien de todos esperemos que así sea, lo que quiere decir es que, creyéndose clave de un supuesto momento histórico, se ha lanzado con la bandera y un pecho al aire a guiar al pueblo. Señor Presidente, esto no es un óleo de Delacroix ni la Francia revolucionaria, y la Junta, aunque usted no lo crea, no es ningún monstruo.

Entre los asistentes, como digo, estaba el anterior presidente, Fernández Vara, y su antecesor, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. En una reciente entrevista, Ibarra acusaba a su delfín de haberse acercado en exceso al PP durante la última legislatura para llegar a acuerdos, maquillando de esta forma las diferencias entre PP y PSOE. No creo que esa sea la clave que explique porque el PSOE perdió las pasadas elecciones en Extremadura. El PSOE se ha dejado un porcentaje muy parecido de votos en toda España, desgastado por una crisis económica contra la que reaccionó tarde después de negarla durante meses. La crisis ha hundido al PSOE en toda España y en Extremadura, años de rencillas personales con IU, le han rematado.

Quienes no asistieron a la coronación… perdón… proclamación de Monago fueron los diputados de IU, ocupados, adujeron, en tareas internas y asambleas locales. La actuación de IU en Extremadura desde el pasado 22 de Mayo figurará en los manuales políticos como el ejemplo más claro de cómo se puede desperdiciar una posición ventajosa. IU volvía a la asamblea por la puerta grande: con tres diputados era la clave para formar gobierno. Podía haber pedido lo que quisiera al PSOE y en lugar de eso, asaltada su ejecutiva por las dudas, se embarcó en un proceso de división interna que la conduce al suicidio electoral y organizativo. IU tiene cerca de 2000 afiliados en Extremadura y ha recibido 37.000 votos. Hace 4 años, con un número de afiliados similar, no entró en la asamblea. ¿Tiene tres diputados gracias a sus afiliados o a sus votantes? ¿La organización se debe solo a sus afiliados? Votar con las entrañas, inundadas de bilis por años de desencuentros con el PSOE en los pueblos de Extremadura (las asambleas de las ciudades querían apoyar al PSOE), les perjudicará en las próximas elecciones. Yo no soy votante de IU, pero en este blog ya hablaron algunos de sus votantes.

Ayer inauguramos una etapa que presumo breve. Dentro de un año, Monago puede convocar elecciones y creo que lo hará. Es una oportunidad única para ganar con mayoría absoluta y dejar atrás el pesado lastre de una asamblea en la que la oposición podría pactar para hacerle imposible gobernar e incluso plantear una moción de censura.

Si todo sale como supongo, dentro de un año Monago y Vara volverán a verse las caras en las urnas. El PSOE tiene un año para convertir en anécdota el paso del PP por la Junta. Esperemos que no les de tiempo a destrozar nada, aunque ayer su presencia en el MNAR dejaba claro por dónde van a ir los tiros.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Badajoz, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s