Archivo de la categoría: Autobombo

Regalo navideño

La última actualización de este rincón data de abril de este año y la anterior de hace casi un año, exactamente un año menos un día. Debería darme vergüenza tener esto tan abandonado, pero los días tienen 24 horas -sí, es una excusa barata- y las neuronas de uno dan para lo que dan.

La novela de la que les hablé en abril está casi abandonada. Sucedió lo que me temía: al llegar a uno de los nudos de la historia decidí darme un tiempo para reflexionar y ese tiempo terminó extendiéndose indefinidamente, y lo que es peor, sigo sin resolver ese punto de la trama. Tengo en mente -y en los borradores de Drive- otra media de docena de novelas, pero ninguna tijera para avanzar en la historia escrita. Hasta nuevo aviso e inspiración la novela está parada en el folio 98.

Lo que es imperdonable, aunque he de pedirles que me perdonen, es no haber pasado por aquí para anunciar que con la entrada del otoño uno de mis relatos breves fue seleccionado en el concurso “Letras de Baños”, convocado por el Ayuntamiento de Baños de Montemayor, un pueblo precioso al norte de Cáceres. “La radio de Matilde” obtuvo el segundo premio y una bonita placa, ubicada estratégicamente en mi no-chimenea así lo atestigua.

Y si lo anterior era imperdonable, más lo es que tampoco les dijese que hace cosa de un año otro de mis relatos -“El Viajero”- fue elegido en el Certamen de Jóvenes Creadores de la Ciudad de Ávila. ¡Para que luego digan que uno no puede ser profeta en su tierra!.

Para intentar enjugar mis culpas y ganarme la generosidad de los Reyes Magos, aquí tienen ambos relatos, en PDF, para que ustedes los lean y los disfruten en la medida de lo posible. No soy Salinger escribiendo, pero soy mucho más guapo y estoy vivo, un punto a mi favor a tener en cuenta. Normalmente espero a que lo suban a la red los respectivos organizadores, pero hasta el momento ninguno está disponible. Si en algún momento esto cambiara, pasaría a enlazarlos en sus respectivas webs.

Acepto comentarios, críticas y sugerencias. También serán bien recibidas donaciones, regalos y aguinaldos.

La radio de Matilde. Segundo premio Certamen Literario “Letras de Baños” 2013

El viajero. Ganador Certamen Jóvenes Creadores 2012. Ayuntamiento de Ávila

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Autobombo, Libros

Previously on… Belén.

Como ya es tradición en esta casa por estas fechas, llega a lo alto de la estantería y por ende a este blog el Belén más ojiplatizante del planeta.

Tras el belén de Fondo Bikini y el belén evolucionista llega el belén para los amantes de las series.

Belén 2012

Más fotos de detalle en este album de Flickr.

Felices fiestas y felices series.

Deja un comentario

Archivado bajo Autobombo, Televisión (o no)

Intentando vivir del cuento

Como todos ustedes saben, el que esto escribe tiene como afición juntar letras con intenciones pseudoliterarias. Lo que en un primer momento se mantiene en secreto por vergüenza, termina por ver la luz en forma de blog (de este, de otros y de otros anteriores). Por último, cuando el ego te supera, decides que esas letras que malamente juntas merecen admiración, reconocimiento, aplausos y, en ocasiones, premios y galardones. Por fortuna, esto último ya me ha sucedido un par de veces (aquí y aquí) lo que demuestra fehacientemente dos cosas: que vivimos en el país de las oportunidades y que mi capacidad para engatusar a un jurado es mayor de lo que esperaba.

Pues hete aquí, ha vuelto a suceder. Como Camps, he vuelto a engañar a un jurado, aunque he de reconocer que no lo suficiente. No he ganado, pero uno de mis relatos ha sido seleccionado en la cuarta edición del Concurso de Microrrelatos de la U. de Salamanca.

Gracias, gracias y gracias.

Les dejo aquí mi relato y les recomiendo encarecidamente que lean los demás, merecedores, humildemente lo reconozco, de más reconocimiento que el mio.

Caza menor

La primera bala pasó silbando a pocos centímetros de su cabeza. Avanzó un poco y volvió a retroceder. Es más difícil acertar sobre un blanco en movimiento, pensó. La segunda bala le pasó rozando por debajo. Intentó tragar, pero no podía. La tercera bala impactó de lleno sobre el cuerpo de uno de sus compañeros, 20 centímetros delante suyo. Se tambaleó y cayó. El sonido del impacto estuvo a punto de provocarle un infarto. Sabía que quedaba poco, que aquel suplicio estaba a punto de terminar, pero también sabía que luego volvería a empezar.

Oyó el disparó y desde el primer momento supo que había llegado su turno. Notaba la bala acercarse rápidamente hacia él. Si hubiese podido habría huido, habría abandonado aquel lugar levantando el vuelo. Pero no podía. La bala le dió en el costado, bajo el ala. Intentó resistir erguido pero no pudo. Terminó por precipitarse al vacío. Desde allí, bocabajo, moviéndose aún, pudo ver como otros compañeros caían y como el cazador, feliz, recogía un inmenso oso de peluche como trofeo por su matanza.

Con un click volvió a enderezarse listo para volver a morir. Así era la vida de un pato de feria.

3 comentarios

Archivado bajo Autobombo

Belen 2011

Ya sé que la Navidad está a punto de acabar pero mejor tarde que nunca. Si el año pasado era Bob Esponja el que felicitaba las fiestas en mi casa este año el protagonista es….

Tachan

Tachan

Más en este pequeño set de Flickr.

Disfruten de lo que resta de las fiestas.

 

2 comentarios

Archivado bajo Autobombo

¡He venido a hablar de mi relato!

Como alguno de ustedes sabrá, de cuando en cuando dedico algún rato libre a juntar letras en forma de relatos. Por aquí he colgado, en ocasiones anteriores, alguno de ellos con desigual éxito de crítica y público. De un tiempo a esta parte, y gracias sobre todo a la insistencia de mi pareja, alguno de los relatos que escribía han ido a parar a distintos concursos, premios y certámenes. Hace no mucho les informaba de que uno de mis relatos había sido seleccionado dentro del certamen “El vuelo de la palabra” organizado por el Ayuntamiento de Badajoz y posteriormente publicado junto con otros en un volumen conmemorativo.

 La buena nueva (para mi, que no para la literatura) es que he vuelto a ganar un certamen literario: el 1er premio de prosa en el XIII Certamen Literario Letras de Baños, organizado en la localidad cacereña de Baños de Montemayor. Hasta allí me he desplazado este fin de semana a recoger el premio, disfrutar de la compañía, tomar una cerveza (o dos) y relajarme en el balneario de la localidad.

 Desde aquí dar las gracias a los organizadores, al jurado, a los demás galardonados y a todos los participantes.

 El relato se titula La Tormenta y puede leerse AQUÍ (pdf)

Actualización: Todos los relatos y poemas seleccionados están aquí.

7 comentarios

Archivado bajo Autobombo

Los 4 palos

Hace poco ha llegado a mis manos un librito, apenas 148 páginas, muy curioso. Es una reedición, prologada y comentada, de la primera corografía escrita sobre la ciudad de Ávila a principios del S. XVI. En concreto, la obra fue impresa por primera vez en la vecina Salamanca en 1519. El ejemplar actual lleva por título Ávila del Rey. Muchas historias dignas de ser sabidas que estaban ocultas y la obra original, escrita por Gonzalo de Ayora, militar y escritor, se titulaba Epílogo de algunas cosas dignas de memoria pertenecientes a la ilustre y muy magnifica, muy noble y muy leal ciudad de Ávila.

Ávila tiene fama de conservadora, de aburrida, de triste, de ser una ciudad anclada en el tiempo, un barco varado en la historia, un fantasma más propio de otro tiempo. No voy a ser yo quien niegue que algunas de estas cosas son verdad, que muchas veces vivir en Ávila o ser abulense es una pesada carga o que es una ciudad aspera y castellana que impregna y contagia su forma de ser a sus hijos.

Pero Ávila es más que cantos y santos. Hay vida bajo las criptas de la catedral y rocas que palpitan dentro de las murallas. Aunque mucha gente se empeñe en negarle un futuro a la ciudad, aunque mucha gente se haya rendido, aunque mucha gente se conforme con un pasado glorioso conservado en formol y un presente agónico, todavía hay gente que cree en la ciudad. Yo creo en la ciudad y en una parte de sus habitantes. Y no soy el único. Hay más, os lo aseguro.

Doy fe de la existencia de al menos tres personas más, con lo que ya somos 4 los que creemos, como lo hacia hace cinco siglos Gonzalo de Ayora, que hay “cosas dignas de memoria” en la ciudad y sus alrededores. Abulenses del mundo – no hace falta nacer en Ávila para ser abulense, somos como los de Bilbao – hoy inauguramos un nuevo rinconcito en la red. Un rincón centrado en Ávila y los abulenses, escrito por 4 abulenses: “Los 4 palos”

Los 4 palos

Por allí tienen ya varias entradas muy recomendables, entre ellas mi primera colaboración “Ávila y Castilla y León ante una hipotética reforma electoral”. Para ser el primero no es excesivamente ameno, pero prometo mejorar en las próximas. Mi recomendación es que se pasen primero por la Bienvenida, descubran Quienes Somos, cuales son nuestras intenciones y después lean las entradas que ya están publicadas. Para seguir el blog, hemos preparado una página de Facebook y un Twitter.

Este blog va a sufrir algunos cambios a raiz de este nuevo proyecto: es posible que escriba menos, lo que ya se ha notado durante la gestación del nuevo blog a lo largo del pasado mes, y no habrá más entradas sobre Ávila o Castilla y León porque pasaré a publicarlas en el nuevo sitio. Espero encontrarles a todos por allí.

Deja un comentario

Archivado bajo Autobombo, Ávila

(Casi) de vuelta.

Amigos y amigas, ya estoy de vuelta por las Españas, en concreto en la ciudad amurallada, pero de momento voy a tardar un tiempo en retomar el blog. Cuestiones de intendencia me impiden un acceso pausado y continuado a un ordenador, así que tendréis que sobrevivir sin mi al menos una semana. Es posible que cuelgue algo antes, pero no puedo prometer nada. Hay que hablar de las elecciones, de las primarias, retomar un relato de zombies, imaginar una Ávila más luminosa y, por supuesto, contar por aquí algunas de mis andanzas vacacionales.

Vuelvo en breve, lo prometo.

Deja un comentario

Archivado bajo Autobombo