Archivo de la etiqueta: 2012

Previously on… Belén.

Como ya es tradición en esta casa por estas fechas, llega a lo alto de la estantería y por ende a este blog el Belén más ojiplatizante del planeta.

Tras el belén de Fondo Bikini y el belén evolucionista llega el belén para los amantes de las series.

Belén 2012

Más fotos de detalle en este album de Flickr.

Felices fiestas y felices series.

Deja un comentario

Archivado bajo Autobombo, Televisión (o no)

Rajoy, doble salto mortal en el sofá.

Ya sé que llego tarde, que todo el mundo ha hablado de esto y que a nadie le interesa. Y menos hoy, con los Estados Unidos votando a candidatos de todo pelaje. Pero oye, a pesar del trancazo que transporto, me apetece dedicar unas palabras a este particular. Me van a permitir que me cite a mi mismo. Esta fue mi reacción en Twitter a la entrevista a Mariano Rajoy que publicaba El País el pasado domingo:

“Antes suponíamos que no sabía de lo que hablaba, ahora sabemos que no tiene ni puta idea.”

Días después y leidos sesudos análisis al respecto, sigo pensado lo mismo: Rajoy no tiene ni puta idea. No creo que tenga un plan escondido, no creo que tenga una agenda oculta, simplemente creo que no sabe que va a suceder si su partido gana las elecciones en 2012. Sabemos que le gustan los planes de Cameron, igual que antes le gustaron los de Sarkozy, aunque no tiene muy claro cual es el plan de Cameron. Dice que genera confianza y con eso basta. Somos gente de fiar, gente seria. Un par de sonrisas a los mercados y todos tranquilos, somos el PP, nosotros sabemos cómo funciona el mundo ¿Subir impuestos? Al contrario, rebajarlos. ¿Recortar prestaciones? No, hombre. Tan solo priorizarlas. ¿Y los servicios públicos? Un poco de liberalización, pero no hay nada que temer. ¿El matrimonio homosexual? Mañana veremos. ¿Las pensiones? Ni tocarlas, que los jubilados votan en bloque. ¿La edad de jubilación? Eso al Pacto de Toledo, aunque no nos parece mal que otros hagan el trabajo sucio. ¿Despedir funcionarios? En su momento se verá, pero esto no es el Reino Unido. ¿Y esas medidas no afectaran al crecimiento? Nada de nada. Lo importante es que la gente confie en nosotros. ¿El Tour? Bien, gracias.

Sigo pensando que lo peligroso de Rajoy no son sus planes, es la ausencia de ellos. Tanto en la actualidad, dejandose llevar en los brazos de la crisis hasta la Moncloa, como en el futuro. Acusa a Zapatero de no tener un plan del que él mismo carece y que dudo esté elaborando. En el fondo, Rajoy confía en que la crisis esté dando sus últimos coletazos en 2012. Así podrá ganar las elecciones, nombrar a Montoro ministro de Economía y a Pujalte de Hacienda, impulsar tres o cuatro privatizaciones destinadas a sus amigos, conocidos y compañeros de pupitre, un par de medidas de apoyo a los empresarios, rebajas de las cotizaciones sociales, abaratamiento del despido, legalización de los látigos de siete puntas; y unos meses después colgarse las medallas de la recuperación económica. No sería la primera vez.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Economía, Política

¿JB2012?

O mucho cambian las cosas o Zapatero no será el candidato del PSOE a las próximas elecciones generales. No creo que él quiera, pero si estuviese dispuesto a enfrentarse a las urnas, alguien debería agradecer el ofrecimiento pero rechazarlo con amabilidad.

En los últimos días se han publicado varias encuestas que pronostican el hundimiento del PSOE en las próximas elecciones (aunque hay que tener cuidado con las encuestas). Eliminando el factor tiempo, la coincidencia de los estudios con la Huelga General, el mayor problema para el PSOE es el abandono de sus propios votantes frente a la fidelidad de los votantes populares. En la encuesta hecha pública hoy por la Cadena Ser, el 48,4% de los que afirman haber votado al PSOE rechaza la gestión del actual Presidente del Gobierno. Entre esos mismos votantes, la gestión del gobierno de la actual crisis obtiene una valoración 4,53 sobre 10. La encuesta publicada el domingo por Público ofrece otro dato interesante: solo el 40% (y hacia abajo) de los votantes socialistas se plantea repetir su voto en 2012. Al otro lado de la trinchera, el 80% (y aumentando) de los votantes populares volverán a votar al partido de Rajoy.

Primera conclusión: como era de suponer, la crisis la paga el Gobierno, en este caso el PSOE. La diferencia entre PSOE y PP supera los 12 puntos y se abre mes a mes desde enero dejando a Rajoy (o al PP) al borde de la mayoría absoluta. Segunda conclusión: la imagen de Zapatero ha perdido su atractivo entre el electorado. Ahora mismo, Zapatero ya no es un activo para el PSOE, es un lastre. Muchos votantes, incluso dentro del partido, consideran a Zapatero (injustamente) responsable de la crisis o un traidor que ha defraudado a sus votantes. La mayor parte de los votantes socialistas (el 54,3% según la Cadena Ser) piensa que Zapatero no debe presentarse a las próximas elecciones.

Hasta aquí los datos, ahora la opinión. Las opciones para el PSOE en las próximas elecciones son escasas. Si nada cambia, y luego doy mi opinión al respecto, estas opciones se reducen a dos: perder con dignidad o perder a lo grande. El rechazo al actual presidente del Gobierno es tan elevado que su presencia en los carteles electorales restará votos al PSOE en su electorado tradicional. Si el PSOE no quiere perder a gran escala – romper el suelo electoral donde clavó los dientes Almunia – tiene que recuperar a parte de su electorado y eso pasa por presentar a un nuevo candidato.

Es posible que dentro del PSOE haya dirigentes que piensen que lo mejor es que Zapatero se presente y pierda, inmolándose ante los electores como “responsable” de la crisis y poniendo punto y final a su etapa de manera rotunda. Esta idea es peligrosa pues de prologarse la actual crisis económica hasta las elecciones de 2012, la candidatura de Zapatero, por el rechazo que produce, abriría las puertas a una mayoría amplia, incluso absoluta, del PP.

La encuesta de la Cadena Ser abre también un apartado dedicado a la sucesión e incluso plantea a los encuestados cuatro posibles candidatos: Rubalcaba, Blanco, Chacón y José Bono. Rubalcaba es, de los cuatro, el mejor valorado dentro del PSOE, pero para mi no es un posible candidato. Su valoración se debe en gran medida a su actual responsabilidad al frente del Ministerio de Interior, un cargo especialmente bien considerado en todas las encuestas. Él mismo ha rechazado su posible candidatura y aunque es un auténtico animal político, es posible que acabada la presente legislatura decida pasar a la segunda fila. Blanco es el que menos apoyo recibe en la encuesta y además su imagen está muy unida a la de Zapatero. Su candidatura sería desde el principio continuista lo que seguramente mermaría el apoyo al PSOE en las urnas. Carmen Chacón es, para mi, el mejor de los cuatro candidatos. Una política joven, con futuro, que podía aportar una nueva visión a los problemas de España, especialmente a los territoriales, y que posiblemente sumaría en las urnas, pero ¿le conviene a ella? Evidentemente no. Quemarse en la pira dedicada a Zapatero no es el mejor inicio para una carrera política. Chacón es una política de largo recorrido y su objetivo tendría que ser las posibles elecciones de 2016.

Y por último está José Bono. El mejor valorado de los cuatro entre todos los “candidatables” gracias a la buena imagen que tienen de él entre los votantes del PP. Es un político veterano, fajado en mil batallas, y amortizado de sobra dentro del PSOE. Tiene un cargo que le facilita aparecer ante los electores como conciliador y dialogante y, como él mismo dice, a nadie le amarga un dulce. No creo que el rechazase la opción si se le presenta seriamente, aunque sepa que tiene escasas opciones de ganar. Al PSOE le beneficia aportando votos en el sector más centrista de la ciudadanía, aunque es posible que le aleje más de la izquierda (si es que esto es posible).

Si tuviese que apostar, me jugaba unos duros a que José Bono será el próximo cartel electoral del PSOE. Me recuerda a los razonamientos que se daban en el último conclave papal: un candidato maduro, de corto recorrido, para reemprender la pelea dentro de unos años. Bono sería un candidato maduro y presumiblemente de corto recorrido, aunque con Bono nunca se sabe.

Todo esto vale si la situación económica sigue como en la actualidad, cosa que dudo. Aquí me la vuelvo a jugar avisando que de economía llevo pocas lecturas en la mochila: la situación económica en 2012 será bastante más positiva que en la actualidad. Por ser más concreto: este trimestre volverá a crecer el PIB (+0,1-0,2%) y lo volverá a hacer en el cuarto (+0,3-0,4%). Poco pero suficiente como para despejar algunos miedos. El año que viene, si no hay ninguna crisis griega o irlandesa de por medio, el PIB volverá a crecer, por encima del 1,5% y empezará a bajar el paro, alejándose de los 4 millones de desempleados. Cuando lleguen las elecciones el país avanzará hacia la recuperación de manera decidida, lo que no será suficiente para que el PSOE gane las elecciones pero sí para que las opciones de Zapatero como candidato aumenten.

 

¿ZP2012? ¿Solana2012? ¿Bono2012? ¿Prisciliano2012? Veremos.

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Política