Archivo de la etiqueta: arqueología

Profundidades

El Mundo CyL nos descubre, en su edición digital, las entrañas de Segovia. Gracias a ellos sabemos que, en la ciudad del Acueducto, tanto las canalizaciones del gas como los enterramientos medievales se encuentran a gran profundidad.

Titular

Cuerpo de la noticia.

Desconocemos cómo se las apañaron para enterrarlo y cómo han bajado hasta allí los arqueólogos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Medios, patrimonio

Manuales que aprovechan que el Pisuerga pasa por Valladolid…

“Marx no necesita presentación. Tampoco es exagerado afirma que fue uno de los pensadores más influyentes de la historia de la humanidad, tal vez a la altura de Buda, Cristo o Mahoma, junto a quienes a él seguramente no le habría gustado estar. Pero también es cierto que, como con los dos últimos profetas citados, en su nombre se han cometido tal número de crímenes (a veces de la mano de “teóricos” importantes como Lenin o Mao) que es imposible que el prestigio intelectual de sus teorias no se haya visto afectado”

Fernández Martínez, V. Teoría y método de la arqueología

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, patrimonio, Política

Arqueología, ciencia y política. Lancia de los astures.

Quizá usted piense lo contrario, pero le aseguro que está en un error: España es un país politizado al extremo. Solo tiene que ver cualquier informativo, comprarse un periódico o leer los comentarios a cualquier noticia de los medios digitales. ¿Que hay mucha gente que pasa de política? En absoluto. Todos los que se definen como apolíticos son de derechas, votantes o no. Y toda esa gente que vive de continuo cabreada con el gobierno, sea del color que sea, es de izquierdas. Todo, absolutamente todo, está impregnado de política. ¿Los toros? Política ¿El fútbol? Política ¿Una inundación? Política ¿Un asesinato? Política. ¿La ciencia? Política. ¿También la ciencia? Pues sí ¿o tengo que recordarle todo aquello de las celulas madres, mentarle a Darwin o a la Santa Madre Iglesia? Si a esta politización del medio sumamos la querencia natural del hispano hacia las trincheras obtendremos como resultado un estado de eterna confrontación de extremos; en una palabra: España.

No descubro la dinamita ni aspiro a un premio Nobel cuando afirmo que la Historia y la Arqueología son las ramas de la ciencia más fácilmente intoxicables por la política. Todos los procesos de nacionalización, de conformación del sentimiento nacional de un pueblo, han ido de la mano del estudio (o la invención) de la historia propia y de la confrontación de esta con la historia de los más cercanos. Todos los pueblos tienen sus orígenes, sus héroes, sus victorias y sus derrotas, sus enemigos naturales y sus fobias. La Historia ha servido desde sus orígenes para el modelado de la conciencia nacional, para el despertar del sentimiento patriótico o para la justificación de hechos y personas. La Historia es política porque la ideología deforma nuestros puntos de vista y nos impide ser objetivos sobre los hechos. La Historia no puede ser objetiva porque aquellos que la construyen no son/somos objetivos.

La arqueología cuenta con una gran ventaja sobre la Historia, algo que debería ser una ventaja y no lo es y con una gran desventaja. Ventaja: las fuentes son objetivas. Una Dragendorff 32, es una Dragendorff 32 aquí y en la China Popular. El registro es el registro aunque sea parcial (otra cosa son las interpretaciones, pero de eso hablo después) Algo que debería ser una ventaja pero no lo es: los cadaveres están frios. La lejanía temporal entre lo estudiado y la actualidad debería alejar a las visceras de estos asuntos. La realidad es que esto no es así. Una gran desventaja: el dinero. La arqueología es cara y solo es economicamenteproductiva en la medida que es explotable turística y publicitariamente. Esto es un riesgo pues pone a muchos arqueologos a los pies de los caballos políticos y los medios de comunicación. Una cita al respecto, de Jose María Bello Dieguez, Director del Museo Arqueológico e Histórico de La Coruña:

“Sin embargo, la deriva de la situación actual, en la que la creciente presencia social de la arqueología no es independiente del incremento de su interés económico como fuente generadora de ingresos de tipo turístico y cultural, lleva a una mayor dependencia del poder político y, en consecuencia, de la popularidad y la presencia en los medios capaz de influir sobre él. Cada vez más, el éxito de un proyecto arqueológico a la hora de conseguir los medios necesarios para su financiación depende no de la calidad del proyecto en sí, sino del apoyo de los poderes locales, de la presencia mediática y del impacto popular que sean capaces de generar los promotores del proyecto.”

Esta situación está provocando en la actualidad dos fenómenos preocupantes: una arqueología patológica y una utilización patológica de la arqueología.

Los arqueólogos se ven forzados a buscar titulares de impacto para atraer la atención del público y de los políticos, y por ende las subvenciones de unas instituciones mayoritariamente acientíficas. Esta necesidad obliga, en el mejor de los casos, a forzar las interpretaciones o a exagerar la realidad. Son muchas las noticias arqueológicas que aparecen en los medios en las que la busqueda de ese titular lleva a frases rocambolescas, afirmaciones insostenibles o comparaciones injustificadas. Cualquier cosa es como Roma, como Pompeya, como Atapuerca, como Numancia. Da igual que no tengamos nada, cuando lo tengamos será extraordinariamente importante y cambiará todos los paradigmas. Incluso en algunos casos, pocos por fortuna, se llega a falsear la realidad. Esta arqueología patológica está directamente relacionada con la política, esa marea que lo inunda y contamina todo, pues la busqueda del redito político inmediato favorece a aquellos que menos escrúpulos tienen como cientificos y provoca, además, un uso patológico de la ciencia arqueológica, incluso cuando esta no está contaminada por el fenómeno.

Estoy pensando en concreto en dos ejemplos: Iruña-Veleia y Lancia. Les resumo, por si no están al tanto. Iruña-Veleia, en la localidad alavesa de Iruña de Oca, antiguo oppidum caristio, es el yacimiento arqueológico romano más importante del Pais Vasco pero, si les suena el nombre, posiblemente no tenga que ver con su significado histórico. La aparición en las campañas de excavacion de 2005 y 2006 de lo que se denominó en su momento “grafitos excepcionales” abrió una triste polémica que acabó con la demostración de su falsedad y el paso por los tribunales de los responsables de la excavación. Es imposible resumir en unas lineas todo lo escrito al respecto, la emoción inicial de los expertos cercanos al equipo por lo revolucionario de los hallazgos, el escepticismo que encontró cobijo en los foros de internet, las sospechas de fraude, la investigación, etc… Aunque hay opiniones para todos los gustos y no todo el mundo está satisfecho con las conclusiones de la comunidad científica, el fraude es evidente. Ya sean o no los directores de la excavación los responsables directos del fraude, la exposición pública de los hallazgos, la busqueda de impacto mediático y la politización del asunto; convierten a Iruña-Veleia en un caso palmario de ciencia patológica.

Lancia, por su parte, comparte origenes con Veleia. En la provincia de León, fue el ultimo bastión de los astures antes de la conquista romana y una importante nucleo de población después de esta. A los pies del cerro, en una zona que se pensaba podía albergar un basurero, ha parecido toda una ciudad. El problema es que esta ciudad está en medio del trazado de la autovía Valladolid-León y su conservación está, digamoslo así, comprometida. Hasta aquí nada patológico.

Lo patológico llega cuando la defensa del yacimiento se politiza y se interpreta como la defensa de la identidad leonesa frente al opresor castellano. También sucede cuando un político habla del Homo Antecessor como del primer castellanoleonés, o de un primate hominoideo encontrado en un pueblo de Barcelona como el primer catalán, sin haberle encontrado, que se sepa, barretina asociada.

Por si fuera poco peligro para la arqueología la busqueda del titular, su politización, en muchos casos su “nacionalización”, la ponen al servicio de intereses espurios que para nada la beneficían. Es innecesario revestir a Lancia de valores identitarios para lograr su conservación pues su valor patrimonial e histórico es manifiesto. ¿Por qué involucrar a la arqueología en insulsas batallitas personales? ¿No tienen acaso suficiente con su munición habitual para lanzarse a la cabeza?

La ciencia, por favor, alejada de la política y de los políticos. Gracias.

Extra:  Arqueología, pseudociencia y ciencia patológica. Jose María Bello.

1 comentario

Archivado bajo Historia, patrimonio, Política, Varios

Demasiado ocupado para pensar

Esto que leen es un post de transición. Tengo muchas cosas sobre las que escribir y poco tiempo – estoy de mudanza- pero no quiero dejar esto abandonado a su suerte. En próximas fechas notarán algunos cambios en el blog, allá arriba en esas pestañitas que hablan de mi y de mis circunstacias y en la barra lateral, donde, de una vez, prometo actualizar los enlaces. Todo esto sucederá una vez que, instalado en mi nuevo piso, el técnico de mi compañía de teléfonos acuda a ponerme el ADSL (me han prometido que sucederá antes de 2050).

Como les decía, este es un post de transición. Unas pinceladas sobre eso que llaman “cultura” para que permanezcan entretenidos y no piensen que les dejo en las manos de la Ministra. Vamos a ello:

1.- Después de la alegría por la sentencia sobre la salvajada de Villanueva de Gómez, el TC nos da otra buena noticia: mantiene la suspensión de los derribos del Cabanyal. Dice el auto del alto tribunal que en el proyecto urbanístico de Rita y Paco “es posible apreciar la existencia de un perjuicio actual y directo al interés general”. Como ya dijimos aquí en Febrero, el TC asegura que la normativa valenciana pondría en duda las competencias del Estado en lo referente a la protección del PHE (Patrimonio Histórico Español) frente al expolio.

2.- Más buenas noticias, sigue adelante el proyecto para construir en Toledo un Museo Visigodo. El proyecto es de los autores del MUSAC.

3.- Y otra más: adjudicado el proyecto para la rehabilitación de la Alcazaba árabe de Badajoz. La actuación pretende poner remedio a la calamitosa situación de algunos tramos del monumento. Esto me pilla especialmente cerca, pero eso es otro tema. Un pronóstico: quede como quede la restauración, será polémica. El estado y características del monumento, sumado a los requisitos legales de este tipo de obras, van a provocar airadas críticas. Ya lo verán.

4.- Por último, una recomendación. Para todos aquellos atraidos por el mundillo de la arqueología y el patrimonio, es absolutamente indispensable el blog que está narrando las excavaciones en el interior de la Catedral de Tarragona en busca del Templo de Augusto. Aviso a navegantes: en ocasiones es un poco técnico, pero no desesperen.

Anexo: El otro día descubrí por casualidad la página personal del arqueólogo territorial de la Junta en Ávila. Tiene una sección de publicaciones, con artículos en PDF, algunos muy interesantes. Entre ellos, la Guía publicada por la Diputación de los Castros de la Provincia.

Deja un comentario

Archivado bajo Ávila, Badajoz, Historia, patrimonio

Conquistadores Sin Fronteras, la ONG del S. XVI

De los descubridores de la dinamita: la conquista española de América fue violenta.

La Leyenda Negra sigue persiguiendo al antiguo imperio fascista español con grandes descubrimientos como este que demuestran, a ciencia cierta, que los conquistadores, en lugar de repartir piruletas, se dedicaban a matar indígenas. ¡Y yo que pensaba que eran como el ejército actual y que estaban allí reconstruyendo puentes!

Es cierto que el entrecomillado y la negrita son más provechosos que el tono general del artículo, pero espero sinceramente que toda la investigación no se centre en demostrar que en una guerra muere gente de forma violenta. La conquista española de América no fue ni más ni menos cruenta que las Guerras Napoleónicas, la Guerra de los 100 Años, la conquista romana de las Galias o la expansión de Alejandro Magno por Asia. Y mucho habría que hablar si entramos en el error de comparar los métodos de españoles, portugueses o ingleses es sus posesiones americanas.

Un yacimiento como el comentado puede ayudar a comprender aspectos importantes de la sociedad de la época (dieta, estructura de la población, etc.) y sería una pena que el equipo responsable se quedase en la anécdota de los cráneos atravesados por alabardas, por muy vistoso y truculento que esto sea.

Deja un comentario

Archivado bajo Historia, patrimonio

La Reina de Saba.

Iba a haber escrito ayer unas cosillas sobre la noticia, ya que ha aparecido en todos los medios digitales, pero a veces lo de procastinar me puede, y se me va el tiempo volando. Cuando pasan estas cosas, alguien se te suele adelantar. Así que en lugar de repetir, cedo la palabra directamente a quien ya ha puesto los puntos sobre las ies.

La reina de Saba deja en ridículo a los medios. – Magonia

Tan solo unas cuestiones, que se me ocurren a estas horas de la noche.

– ¿Qué tipo de supuestos arqueólogos son capaces de asegurar que los restos de una gran construcción en Etiopia son los de la Reina de Saba? ¿Había un cartel en la puerta “Saba’s Palace”? ¿La arqueología en Alemania está tan mal como para que estos pobres hombres tengan que venderse de esta manera? ¿Qué tipo de sustancias psicotrópicas se metieron antes de emitir el comúnicado? ¿Se han propuesto estos arqueólogos buscar la casa del Ratoncito Pérez? ¿Y la entrada al Pais de las Maravillas? ¿Tenía puerto el Palacio de la Reina de Saba para que atracara el Arca de Noe?

Y otras cuestiones que me asaltan, ya sin contacto alguno con la pseudo-arqueología:

– La gente que va al Rocío ¿porqué no se mama en casa y deja en paz a los linces de Doñana?

– Según la wikipedia, Austria tiene algo más de 8 millones de habitantes. ¿Se refiere a la superficie, o tiene también en cuenta a los habitantes de los sotanos? Porque con la tonteria, si cada austriaco tiene 7 secuestrados en el sotano, se ponen por encima de los 50 millones.

Deja un comentario

Archivado bajo Historia, Varios

Creando polémica

Después de dos noticias nacionales (o de lo que nos queda de nación) dos noticias locales relacionadas:

One, que dirían los ingleses: Por fin envían al Punto Limpio las lamparas de la Catedral.

Two, que dirían los escoceses: 1000 visitantes en el nuevo tramo visitable de la Muralla.

La primera noticia me parece genial. Por fin eliminamos esos atentados a la vista colocados por anteriores Obispos. Yo, Prisciliano de Ávila, nunca lo habría permitido. Por otra parte, unas puntualizaciones sobre el primer templo abulense. La Catedral es ahora mismo el templo más “enfermo” de todas las catedrales de Castilla y León, salvo la Catedral de León. Presenta problemas estructurales graves, problemas de humedades a todos los niveles, además del clásico mal de la piedra. Que las portadas sean irreconocibles y se hayan convertido, en algunos casos, en bonitas macetas es irrelevante, al menos por ahora.

El principal problema de la Catedral es que sigue en manos de la Iglesia Católica, apostólica y romana. ¿Cuál es la razón por la que el Estado tiene que pagar para que un grupo selecto de personas mantenga acceso casi exclusivo a una obra de arte? Recordemos que año tras año el acceso libre a la Catedral se ha ido reduciendo. ¿A quién rinde cuentas la Iglesia por el dinero recaudado en razón de entradas a un edificio mantenido con el dinero de todos? ¿Cuándo un gobierno de izquierdas va a hacer frente al Patrimonio común raptado por instituciones privadas?

Mi opción: expropiación YA de Bienes de Interés Cultural en manos privadas, con su posterior cesión para los usos estipulados por la ley. Esto en Ávila escuece seguro.

Segunda noticia, un nuevo tramo de la Muralla abierto al Turismo. Aquí, si alguien lee esto, me van a caer hostias. Tengo la ligera impresión de que al Ayuntamiento de Ávila se la trae bastante al fresco la Muralla. ¿Qué se promociona del nuevo tramo de la Muralla? Que es accesible para minusvalidos. ¿Y la Muralla? ¿Qué fue de ella? Suponemos que la obra ha sido respetuosa con el monumento, que se han asegurado sus muros, que se ha respetado la estructura, que se han sellado posibles humedades, recuperado el adarve, limpiados los desagüaderos, eliminado la flora invasiva, cerrados los anidamientos de aves más peligrosos… En definitiva, que se ha asegurado el buen estado del monumento. Pero de eso nadie habla. Está muy bien que se haya permitido el acceso a los minusvalidos, no es que no me importe, pero en un edificio que no ha sido diseñado para eso, me parece algo menor y fruto de condiciones casuales. Algo políticamente correcto, pero menor.

Luego pasa lo que pasa, que tras años atendiendo solo a la versión lúdico-turística de la Muralla, de repente tenemos toda ella parcheada de telas verdes porque una pequeña piedra golpeó a un futuro Policia Nacional. Nota aparte merece la Arqueóloga municipal, of course, subida en la escalera del camión de bomberos.

¿Para cuando una protección integral para el Patrimonio de la Ciudad? ¿Para cuando menos publicidad política y más actuaciones serias?

Aunque claro, el Ayuntamiento mal, pero hay otros que tampoco se salvan. Siempre quedará IU… muy a su pesar.

1 comentario

Archivado bajo Ávila, Historia