Archivo de la etiqueta: cultura

La Ley Sinde: un error y una oportunidad perdida

Ayer, cerca de las once de la noche, la Disposición Adicional Segunda de la Ley de Economía Sostenible, la conocida como Ley Sinde, fue rechazada en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. Las frenéticas negociaciones de última hora del Grupo Socialista obligaron a retrasar la votación en tres ocasiones, pero no sirvió de nada. La movilización de los artistas y sus lobbys y la presión de la Embajada de EE.UU. a favor de la Ley tampoco dieron frutos.

En Internet, la votación fue seguida durante todo el día. Los llamamientos a la movilización se sucedían: envios masivos de emails a los diputados, llamadas de teléfono, manifiestos, concentraciones a las puertas del Congreso. Con el rechazo a la Ley de PP, PNV y CC la presión se centró en CiU, que esperaba intercambiar el apoyo a la Ley Sinde por retoques en otros puntos de la Ley: ferrocarriles, energía, etc… Su negativa evidencia que no consiguió lo que deseaba. Después de la votación, el sentimiento más extendido en Internet era la alegría, aunque también había y hay partidarios de la ley en la red. Pero ¿fue la movilización de los internautas el principal argumento en contra de la Ley Sinde? ¿Es el punto y final de la Ley Sinde?

Lo más evidente es que el PSOE cometió un error introduciendo la Ley Sinde por la puerta de atrás de la Ley de Economía Sostenible (LES). Aunque no es infrecuente aprobar cosas que no tienen nada que ver como disposiciones adicionales o enmiendas de otras leyes (vease el apoyo a las concesionarias de las autopistas dentro de la Ley Postal) el tema de la propiedad intelectual en Internet es tan complejo que desde el primer momento amenazó con eclipsar una ley que Zapatero consideró fundamental para redefinir nuestro modelo económico. Y así ha sido: la LES ha estado en los medios y en Internet solo como envoltorio de la citada disposición adicional. Sin duda, una oportunidad de debatir sobre como encauzar nuestra economía hacia el crecimiento post-ladrillo perdida. Pero si fue un error su presencia dentro de la LES, la negociación de apoyos para su aprobación tampoco ha sido brillante. ¿De verdad quería el PSOE aprobar esta ley? Siguiendo el proceso, en ocasiones no lo parece. Veremos si opta por intentar rescatarla en el Senado.

Además, como han dicho algunos de los portavoces de los partidos políticos, la ley presentaban dudas “de fondo y forma”. La ley se posicionaba claramente a favor de una de las partes, les convertía en juez y parte sentando a las entidades de gestión en la mesa y les daba vía preferente ante la Administración de Justicia. Jueces, que por otro parte, solo aparecieron en el texto de la disposición después de las quejas vertidas por la red frente al primer redactado de la Ley. Todo esto, además, para una ley que para cualquiera que se mueva por la red parecía papel mojado desde el primer momento: la red se encargaría de superar al instante las artificiales barreras legales creadas como ya había hecho en otras ocasiones.

Errores y dudas aparte, la ley nacía con un pecado original difícil de perdonar: el objetivo de la ley era apuntalar como fuese un modelo agotado. La ley pretendía prohibir los frigoríficos para mantener el negocio de los vendedores de hielo (o como han hecho con Libranda, crear un mercado central de hielo para hacerles frente). Habría sido (y es) más útil la redacción de una ley integral de Internet, que asegurase la neutralidad de la ley, fijase el acceso a internet como servicio universal, modificase la Ley de Propiedad Intelectual (redactada cuando Solana era Ministro) y diese apoyo público (dinero de los Presupuestos Generales si es necesario) a los creadores y a los gestores de la propiedad intelectual para su adaptación a la realidad.

Para esto último aún hay tiempo, podemos conseguir una ley que asegure la libertad en Internet, dé seguridad jurídica a los emprendedores y haga rentable el negocio de los creadores.

Para quien no queda tiempo es para la Ministra de Cultura. El único proyecto que ha encabezado durante su mandato ha entrado en vía muerta y ha perjudicado al Gobierno y al PSOE. Ángeles González-Sinde debería dimitir y si no lo hace, Zapatero debería cesarla. El daño no es menor y el Gobierno no anda sobrado de apoyos electorales.

PD.- Quizá también debiese dimitir el Embajador de EE.UU. ya que la ley también es en parte suya, pero yo, a diferencia de lo que él hace, no me voy a meter en asuntos internos de otros paises.

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Política

Noche en Blanco – Badajoz (II)

Si hubiese que definir con una sola palabra el desarrollo de la Noche en Blanco supongo que esa palabra sería “exito”. Éxito de público – colas en muchos monumentos y espacios – e incluso de la mayor parte de la crítica. La gente llenó las calles y plazas que acogían las distintas actividades y el centro de la ciudad, por lo común semi-abandonado, se desbordó de público en una imagen desconocida e inesperada para casi todos. Y lo que es más importante, la gente disfrutó con una iniciativa que le permitió reencontrarse con una parte de su ciudad a la que muchos de ellos habían dado la espalda.

La cita fue un éxito y no seré yo quien intente empañar con cuatro lineas la brillantez de la convocatoria, pero como soy español y eso da derecho universal a la opinión, voy a comentar tres o cuatro cosillas que se podrían pensar para  las próximas anunciadas convocatorias.

Lo primero que deberíamos hacer es plantearnos que queremos que sea “La Noche en Blanco” ¿Una cita cultural? ¿Una fiesta? ¿Una convocatoria másiva? ¿Una convocatoria festiva cultural masiva? El mayor riesgo de este tipo de iniciativas es morir de éxito, me explico: de un excesivo éxito de público. No, no digo que tengamos que limitar la cultura a los intelectuales y culturetas. El peligro no es ese. Lo que quiero decir es que una convocatoria en “exceso” másiva afecta a la experiencia del visitante. Colas demasiado largas, museos demasiado llenos, calles atestadas, pueden alejar a los ciudadanos de futuras convocatorias y no queremos que eso suceda. Creo que uno de los puntos negros de este año ha sido la excesiva concentración de actividades. El triángulo Alcazaba – Plaza de la Soledad – Plaza de España albergaba la mayor parte de los puntos de interés y eso se reflejaba en las calles que conducían de uno a otro punto. Supongo que esa concentración responde a uno de los objetivos de los organizadores: revitalizar el corazón del casco antiguo. En principio no tengo nada que objetar a esto pero ¿Por que no se planteó ninguna actividad en San Francisco? ¿Y en los jardines del MEIAC? ¿En algún punto del rio? Trasladar alguna de las actividades a estos puntos, o plantear nuevas actividades, permitiría descongestionar un poco la parte alta de la ciudad.

Otro problema son las colas para acceder a determinados monumentos. Desde mi punto de vista, programar visitas guiadas con horarios determinados es un error: crea grandes aglomeraciones -colas como las de la Catedral- y la experiencia de la visita se devalua. Sería mucho mejor, en mi humilde opinión, fijar un aforo y controlar las entradas y las salidas. El tipo de público que acude mayoritariamente a este tipo de eventos visita en muchos casos por primera vez los centros culturales y no necesita de una visita explicativa para aprovechar al máximo la cita. Alguna de las imágenes difundidas en los medios del interior de la Catedral muestran una glomeración importante de público. ¿Es esta la mejor forma de descubrir el monumento? Otra opción a estudiar sería abrir más monumentos al público. Se pondrían ofertar más espacios: Iglesias como San Andrés o Santo Domingo, edificios singulares o incluir alguna actividad relacionada con la Muralla Abaluartada (algún tipo de ruta artística o literaria, algo relacionado con sus puertas. También, a más largo plazo, las actividades deberían extenderse a dos lugares singulares abandonados por la ciudad: el Hornabeque del Puente de Palmas y el Fuerte de San Cristobal, la gran joya “oculta” de la ciudad. Quizá también pudiera en un futuro plantearse algo en torno al Hospital de San Sebastian.

Ha sido un éxito, insisto, pero creo que hay margen de mejora. A parte de lo comentado (menor concentración espacial de actos y eliminación de las visitas guiadas) creo que se podría añadir a la cita la celebración de alguna obra de teatro (quien dice teatro dice opera o zarzuela) o de un concierto clásico, en el Teatro López de Ayala o en el Palacio de Congresos, gratuito y que pudiera ser seguido desde la calle por pantallas gigantes. ¿No os imaginais sentados en San Atón escuchando a Verdi o frente al Palacio de Congresos disfrutando de una sinfonia?

Insisto, la cita fue un éxito, y lo mejor de todo es que todavía tiene margen de mejora. Esperemos, además, que iniciativas como estas (surjan desde donde surjan) sirvan para reconciliar a la población con el corazón de su ciudad.

Pd.- Mi pequeño album de la noche.

1 comentario

Archivado bajo Badajoz, patrimonio

Noche en Blanco – Badajoz (I)

La Noche en BlancoEsta noche, de 22:00 a 03:00, Badajoz celebra su primera Noche en Blanco, una iniciativa cultural con muy buena acogida allí donde se ha celebrado (en España: Madrid, Malaga y Salamanca) y que llega aquí con un buen número de actividades y espacios abiertos.  Es un buen momento para disfrutar de rincones desconocidos por la mayoría (el Archivo Histórico, el nuevo edificio de la Concejalía de Cultura,etc..) o para revisitar los museos de la ciudad (Arqueológico, BBAA, Carnaval…)

Esperemos que la actividad sea un éxito y permanezca en la ciudad, que no sea flor de un día como sucede en Salamanca.

PD.- Mañana por la tarde subiré fotos, permanezcan atentos a sus pantallas.

1 comentario

Archivado bajo Badajoz, patrimonio

¿Por qué lo llaman cultura cuando quieren decir turismo?

Aunque usted crea que cultura y patrimonio son sinónimos de turismo, en realidad eso no es así. O no debería ser así.

Imagen del techo de la Sala de los Polícromos

El Patronato de Altamira ha decidido reabrir las Cuevas de Altamira al turismo. ¿Usted cree que es una buena noticia? Pues debería replanteárselo. ¿Por qué? Porque la reapertura de las Cuevas no se hace porque hayan mejorado sus condiciones de conservación, ni porque no corran ya peligro. El único motivo para la reapertura es el dinero, el sucio y vil metal. De nuevo, la subordinación del Patrimonio a la industria.

Cuando en septiembre de 2002 se decidió cerrar las cuevas al turismo no fue un capricho. La conservación de las pinturas estaba en peligro porque la presencia humana alteraba el delicado microclima que había permitido a las pinturas sobrevivir facilitando la aparición de microorganismos. Esa situación no ha cambiado, como aseguraba hace poco el informe científico encargado al CSIC que aconsejaba que las cuevas permanecieran cerradas: “la entrada continuada de visitantes provocaría un nuevo cambio microambiental y nuevos aportes de nutrientes que podrían conducir a una fase de proliferación” de los microorganismos.

La decisión de hoy, la vergonzosa decisión de hoy, tomada por un patronato formado mayoritariamente por políticos, no solo supone desoír el consejo científico; supone, en realidad, poner en riesgo uno de los bienes más importantes de nuestro patrimonio por uno míseros euros. Ya lo dijo el Consejero de Cultura de Cantabria hace poco: “¿Para qué queremos las cuevas cerradas? Mejor abiertas y controladas” Priorizar la conservación es de carcas.


La reapertura de las cuevas solo tiene un calificativo: vergonzosa. Al Ministerio de Industrias Culturales y a su ministra le importan una mierda la cultura o el Patrimonio. Al Consejero de Industrias Culturales de Cantabría le dan igual la cultura o el Patrimonio. A ambos solo les importa el dinero que puedan hacer a su costa. Total, si en 20 años los polícromos se caen a pedazos ya no será cosa suya, porque ninguno de los dos permanecerá en el cargo por entonces. Por fortuna.

Actualización 9/06.- El director del equipo que ha estudiado la Cueva en Público: “Lo que puede pasar es incalculable” Y en ElPaís.com: Riesgo mortal para bisontes y faraones

1 comentario

Archivado bajo Historia, patrimonio, Política

Museo Nacional Colegio de San Gregorio

Para que la Ministra González Sinde no diga que internet solo sirve para ver porno, me he propuesto dar a esto de la red un toque cultural, sabio, cultivado… Asi que, aprovechando que el que esto suscribe tiene algun conocimiento sobre patrimonio, arqueología, historia y museos; voy a ir aportando mi particular punto de vista sobre estas miserias de la vida.

Vamos a empezar por (redoble de tambores) el Museo Nacional Colegio de San Gregorio, sito en la no-capital de la CCAA de Castilla y León.

Pero, vayamos por partes:

Continente.

El Edificio principal que alberga el museo es el Colegio de San Gregorio, centro dominico de estudios teológicos fundado a finales del S. XV. Como seguramente recordáis, los siglos XV y XVI fueron bastante movidos en eso de la interpretación de la fe. Ya sabéis, esos jodidos protestantes, esa contrarreforma, ese Concilio de Trento, ese Carlos V dando sablazos a diestro y siniestro… En ese contexto histórico el Colegio de Gran Gregorio se convirtió en un importante centro de saber y de poder. Poder reflejado en cada sala del Colegio, en su portada y en su claustro mayor, impresionantes obras del último gótico peninsular.

Pasada su época de esplendor, el Colegio decae durante los S. XVIII y XIX, cuando tras la ocupación francesa (jodios gabachos) es desamortizado, hasta que en 1933 se convierte en Museo (estos rojos y su mania de poner museos en las iglesias…)

Extra 1.- El Museo además ocupa otro edificio, el Palacio de Villena, situado frente al Colegio,  pero no me dio tiempo a verlo, tengo la agenda muy apretada, asi que os quedais sin fotos. En un futuro, según el MCU, el complejo se completará con un tercer edificio, la Casa del Sol.

Extra 2.- Al lado del Museo está la Iglesia de San Pablo, posiblemente uno de las Iglesias más impresionantes de CyL.

Extra 3.- No tengo nada que objetar a la restauración y “puesta en valor” del edificio para su actual uso.

Contenido.

Antes de su reapertura en 2009 y desde tiempos de la República, el Museo se denominaba Museo Nacional de Escultura, título pretencioso puesto que su contenido no es ni mucho menos enciclopédico. La fondos del Museo abarcan desde el S. XV al XVIII y es mayoritariamente escultura religiosa conservada en Monasterios, Conventos e Iglesias de Valladolid hasta las desamortizaciones liberales. También hay donaciones, daciones por pago de impuestos y adquisiciones del Estado en los mercados (puag) del arte.

A pesar de estas limitaciones temporales y espaciales los fondos del museo son mágnificos (lo mejorcito de la escultura renacentista y barroca española) y el montaje ayuda a resaltar su belleza. Por profundizar un poco en las obras expuestas, os dejo unas perlas: desde la truculencia española, con esta representación de la Muerte del S. XV-XVI, hasta las maravillosas obras de Gregorio Fernández, como esta Santa Teresa. Destacar de entre todas las obras el Coro del Monasterio de San Benito de Valladolid, una obra increible que luce en todo su esplendor en las salas del museo.

Extra 1.- No solo de esculturas vive el Museo, también tiene algo de pintura, como este oleo flamenco del S. XV.

Os dejo algunas fotos en mi Flickr.

También podeís ir a verlo, cojones, que la cultura es barata.

Os dejo el enlace a su web, la de Museos Estatales, y a la nueva regulación del regimen de visitas (gratis para desempleados)

Deja un comentario

Archivado bajo Historia, patrimonio