Archivo de la etiqueta: neoliberal

No es un problema nuevo

“La movilidad misma del capital y la globalización de los mercados del capital y de otros bienes y servicios imposibilitan que los países puedan, por ejemplo, decidir su política económica sin considerar antes la respuesta probable de los mercados”

Nelson Mandela, diciembre 1997

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Política

Para toda la vida

Antes compraba El País. No todos los días, pero si a menudo. Era el periódico que se compraba en casa de mis padres los fines de semana y la cabecera a la que yo recurría en las grandes ocasiones. Tengo muchos ejemplares guardados: la derrota del Felipe González en el 96, la victoria de Zapatero en 2004, la última tregua de ETA, el 11-S, el 11-M… Siempre me gustó su sección internacional y me gustaba que cada edición empezara precisamente por ahí. Pero llegó un día en el que me di cuenta de que saltaba las columnas de opinión y las editoriales que hasta poco antes devoraba y compartía. Su opinión ya no era mi opinión. No fue sencillo, porque había compartido muchas mañanas de domingo con aquellas páginas, pero ya nunca compro El País.Sigó consultandolo en ocasiones por internet, sigue estando en mis marcadores, pero tampoco es mi primera referencia.

De un tiempo a esta parte, el proceso de reconversión ideológica que me alejó de él se ha acentuado. No hay día que no publique un artículo, un análisis, una opinión, o una editorial que le aleje un poco más de mi. Hoy, le toca a los funcionarios. Fijo para siempre, pero ¿inamovible?, firmado por Javier Martín. No voy a entrar a comentar la parcialidad de rezuman algunas de sus afirmaciones, tan solo su primer parrafo.

Afirma que el empleo público no ha dejado de crecer a pesar de la crisis, cuando todos los datos dicen lo contrario. Primero, en el último trimestre de 2009 el sector público destruyó 36.200 puestos de trabajo. No lo digo yo, lo dice la EPA y lo recoge su propio diario. Y eso es así por dos razones. La primera, que el Gobierno ha fijado la tasa de reposición para este año en el 10%, lo que quiere decir que de cada 100 funcionarios que se jubilen, 90 puestos de trabajo se destruiran. Y según las estimaciones del propio gobierno en los proximos años un 7% de los funcionarios llegarán a la edad de jubilación. La segunda, que no todo el personal que trabaja en las Administraciones Públicas es fijo, en contra de lo que afirma El País. La temporalidad es más alta en el sector público que en el privado y tan solo el 28% de los trabajadores de la Administración Pública son funcionarios.

También  afirma el citado artículo que a los funcionarios les suben el sueldo incluso en épocas de crisis. Bueno, no soy economista, pero si te suben el sueldo un 0,3% mientras la inflacción se va situar, según el gobierno, cerca de un 2%, el resultado es que pierdes dinero. Una subida del 0,3% no es una congelación salarial, pero es una reducción clara del poder adquisitivo al situarse por debajo de la previsión de inflacción, y eso sin hablar de los impuestos.

El empleo público es señalado constantemente como el gran responsable de los gastos del Estado y como la vía más rápida para recortar estos gastos. Todos sabemos, o creemos saber, que el número de funcionarios es elevadísimo y que cobran una barbaridad. No nos podemos permitir este número de funcionarios, ningún país tiene tantos funcionarios, etc… Como podíamos esperar de un buen medio de comunicación liberal (de derechas), El País también opina esto. Como podíamos esperar de los sectores más liberales (conservadores) de la izquierda, el Gobierno también opina eso.

Es curioso como el pensamiento liberal-conservador parece ocuparlo todo, como sus respuestas a la crisis son las únicas que parecen validas, como sus ideas económicas son las únicas que aparecen en los medios. Otro día hablaré de como el pensamiento único se impone en nuestras vidas a través de los medios de comunicación.

Sin profundizar mucho, algunas matizaciones sobre la mitología del funcionariado y unas propuestas. La masa funcionarial de este país no es muy alta, al contrario, estamos muy por debajo de la media de la UE. En los 15, el porcentaje de personas adultas que trabaja en el sector público es del 15%, en España, para pasmo de los voceras del  capital, tan solo el 9%. Eso sin hablar de los paises nórdicos, economías más competitivas de la OCDE, y donde los funcionarios representan el el 26% en Dinamarca, el 22% en Suecia y el 19% en Finlandia. ¿A que eso no sale en El País, ni en El Mundo? ¿A que esos datos se los callan quienes quieren reducir a su minima expresión al Estado? Que los funcionarios supongan una parte importante del gasto del Estado no es culpa de su número, el problema es que el estado recauda poco, porque cobra pocos impuestos y porque la evasión fiscal, el dinero negro y las cajas B suponen el 25% de la economía nacional. Ese es el verdadero problema, y no que el estado tenga demasiados funcionarios porque esto no es cierto. Como tampoco es cierto que los sueldos de los funcionarios seán estratosfericos. Los funcionarios de clase C, la mayoría, cobran menos de 1000 euros al mes, algunos incluso menos de 900 euros. Estratosférico, sí.

Otra cosa es que no haya que reformar la función pública. Hay que flexibilizar la función pública y mejorarla, profesionalizarla, obligar a todos los funcionarios a cumplir con sus horarios y con sus obligaciones, y sobre todo despedir a aquellos funcionarios que no hagan su trabajo o que lo hagan mal. El Estado necesita funcionarios, y necesita funcionarios eficientes. ¿o acaso estamos dispuestos a tener menos policias, menos médicos, menos enfermeras o menos profesores? ¿Menos profesionales que gestionen los asuntos públicos?

Claro, que también podíamos privatizar todos esos servicios…

coño….

que a lo mejor es eso…

Por si quieren ustedes ampliar la información y no se fían de un servidor…. ¿Demasiados Funcionarios?

Por cierto, no, no soy funcionario.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

He vuelto (quizá)

Después de unos meses (casi un año) de inactividad, voy a intentar retomar estas páginas.

Deje de escribir en marzo, cuando la crisis ya recorría la columna vertebral de nuestra economía, y vuelvo en plena cacería neoliberal contra las economías mediterraneas. Ya lo dice el Ministro de Economía griego, nos comen los tobillos los especuladores.

Que el mercado nos pille confesados.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized