Ego, Prisciliano

¿El burro es de dónde nace o de dónde pace? Me encanta que me hagas esa pregunta, querido amigo, y te aseguro que yo y mi equipo de asesores estamos trabajando a fondo para darte una respuesta plenamente satisfactoria.

Hasta entonces, te contestaré con sinceridad: no lo sé. Supongo, pero sólo lo supongo, que el burro es un poco de cada sitio. Un poco, o un mucho, del lugar donde nació. Un poco, o un mucho, del lugar donde creció. Y un poco, o un mucho del lugar donde vive. Eso en general, porque evidentemente también tendríamos que preguntar al burro de dónde se siente. Supongo que si el burro tuvo una infancia traúmatica no guardará buen recuerdo del lugar donde creció. Y supongo que si al burro no le gustan los pastos donde pace, no se sentirá excesivamente implicado en su conservación.

Como ves, el mundo del burro es muy amplio y tampoco soy un experto en el tema. El mundo de los humanos, del que sé algo más por simple coincidencia,  es parecido: la identidad de cada cual es una suma de experiencias, hechos, lugares, personas y circunstancias. La identidad y el sentimiento de pertenencia no es algo que podamos resolver con un simple gentilicio y quien diga lo contrario miente. Yo soy ciudadano español, porque nací dentro de las fronteras de España, pero en Roma, paseando por las ruinas del Foro Imperial, también me siento en casa, o en Atenas al cruzar los propileos de la acrópolis… Me siento español, pero también me siento parte de ese Mediterráneo que vió nacer la civilización, y Europeo, y sé que pertenezco a eso que llaman Occidente.

Concretando un poco más, nací en Ávila (del Rey, de los Leales y de los Caballeros) cuando la pana estaba de moda. Por lo tanto, soy de Ávila. Estudié y viví durante unos años (bastantes) en Salamanca. Por lo tanto, también soy un poquito de Salamanca. Vivo, desde hace un tiempo, al sur del Sistema Central, en Badajoz. Por lo tanto, también soy un poco de aquí, pacense o badajocense, como usted prefiera. Legalmente, por concluir, soy extremeño, pues esa condición me otorga el Estatuto de Autonomía de Extremadura, en su artículo segundo, como ciudadano español residente en Extremadura.

Por si has llegado hasta aquí y quieres ofrecerme trabajo – me pasa a menudo – decirte que soy Licenciado en Historia, con un aburrido postgrado en Prehistoria, Hª Antigua y Arqueología (si rebuscas en la Biblioteca de la Facultad de Geografía e Historia de Salamanca por allí debe seguir mi Trabajo de Grado)

¿Más? Veamos. De izquierdas y con compromiso político en vigor – estoy al corriente de pago de mis cuotas de afiliado, creo. Guapo, alto, inteligente, madridista… casi perfecto.

¿Y Prisciliano? Por resumir, Obispo de Ávila, decapitado por herejía en el siglo IV. Uno de esos reformadores que criticaban la desviación de la Iglesia y su opulencia, mezclando lo mejor del rigorismo de los primeros cristianos con lo mejorcito de la tradición gnostica: astrología, dualismo, cábala, etc. Dicen que una vez decapitado en Treveris, sus discípulos trajeron su cuerpo de vuelta a la península, siendo enterrado con los símbolos propios de su rango en la actual Galicia, lugar dónde siglos después la Iglesia dijo encontrar los restos del Apostol Santiago.  Si quieres saber más, en Wikipedia te lo cuentan.

Anuncios

11 Respuestas a “Ego, Prisciliano

  1. Pingback: Trapseia » Ávila (desde 418 kilómetros)

  2. Pingback: Trapseia » Trapseia 2010: nominaciones (1 de 3)

  3. Pingback: Enfangados | Trapseia

  4. no se ingles

    CONOCI UNPRISCILIANO DE PAJARES DE ADAJA AVILA

  5. Pingback: Estupefarientemente (3 de 3) | Trapseia

  6. Dices:

    “Uno de esos reformadores que criticaban la desviación de la Iglesia y su opulencia, mezclando lo mejor del rigorismo de los primeros cristianos con lo mejorcito de la tradición gnostica: astrología, dualismo, cábala, etc”

    Pues, me gustaría que vieras esto:

    http://www.durango-udala.net/portalDurango/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/0_419_1.pdf

    Un saludo.

    • Alberto Martín del Pozo

      Gracias por comentar en Decapitado por Hereje.

      La pgina que comentas es tan solo una introduccin personal, una justificacin del pseudnimo que empleo para escribir el blog, que no pretende profundizar en la figura de Prisciliano. El artculo que comentas no lo conoca, asi que te agradezco el enlace. La figura de Prisciliano y su ideologa es un tema bastante controvertido en la historiografa centrada en los primeros siglos de cristianismo pennsular y en los movimientos herticos.

      Un saludo

  7. Pingback: Los premios del diente fino (y III) | Trapseia

  8. Pingback: Prefarados, listos… (3 de 3) | Trapseia

  9. Pingback: #Faritos2014 (3 de 3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s