Obama y la reina Sofía van a un museo.

Obama está en Europa de gira, como Bruce Springsteen. Llegó el lunes a primera hora a los Paises Bajos y pasará unos días por aquí hablando con gente, reuniéndose con gente, mirando mal a Rusia y comprando souvenirs para sus hijas.  Ayer, a las pocas horas de estar en suelo europeo, se acercó al Rijksmuseum de Amsterdam en compañía del Primer Ministro local, visitó La Ronda de Noche, el archiconocido cuadro de Rembrandt, se hizo unas fotos delante y dijo unas palabras a la prensa. Les dejo un vídeo de escasos 30 segundos sobre el particular. Miren y escuchen sobre todo a partir del segundo 20.

La pasada semana se inauguró en Toledo la exposición “El Griego de Toledo“, la más importante de las organizadas con motivo del cuarto centenario de la muerte del pintor cretense. A la inauguración asistieron la reina Sofía, el ministro de Cultura y la presidenta de Castilla-La Mancha entre otras autoridades terrenales y celestiales. Llegaron, se dieron una vuelta por la exposición y posaron delante de la Adoración de los pastores, una obra espectacular y enorme conservada en el Museo del Prado. Aquí tienen el vídeo.

¿Notan alguna diferencia? Sí, los flashes. Tanto Obama como la reina Sofia (y compañía) se fotografían delante de las obras, pero mientras en el caso español asistimos a una lluvia de fogonazos, en los Países Bajos solo escuchamos el sonido de los obturadores. Aunque hay mucha polémica en torno a los posibles efectos del uso del flash sobre las obras de arte, en la mayoría de los museos, tanto nacionales como extranjeros, la fotografía con flash está prohibida (lo está en El Prado, institución que conserva habitualmente la obra y lo está en el Rijksmuseum). Y si está prohibido, debe estar prohibido para todos: para Obama, para la reina Sofia, para Cospedal, para Agamenón y para su porquero.

Puede que a ustedes les parezca una tontería, pero detalles así nos hablan de cómo en este país las normas son interpretables en función del sujeto que ha de cumplirlas. Todos somos iguales ante la ley y ante las normas de los museos, pero unos más iguales que otros.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, patrimonio

Regalo navideño

La última actualización de este rincón data de abril de este año y la anterior de hace casi un año, exactamente un año menos un día. Debería darme vergüenza tener esto tan abandonado, pero los días tienen 24 horas -sí, es una excusa barata- y las neuronas de uno dan para lo que dan.

La novela de la que les hablé en abril está casi abandonada. Sucedió lo que me temía: al llegar a uno de los nudos de la historia decidí darme un tiempo para reflexionar y ese tiempo terminó extendiéndose indefinidamente, y lo que es peor, sigo sin resolver ese punto de la trama. Tengo en mente -y en los borradores de Drive- otra media de docena de novelas, pero ninguna tijera para avanzar en la historia escrita. Hasta nuevo aviso e inspiración la novela está parada en el folio 98.

Lo que es imperdonable, aunque he de pedirles que me perdonen, es no haber pasado por aquí para anunciar que con la entrada del otoño uno de mis relatos breves fue seleccionado en el concurso “Letras de Baños”, convocado por el Ayuntamiento de Baños de Montemayor, un pueblo precioso al norte de Cáceres. “La radio de Matilde” obtuvo el segundo premio y una bonita placa, ubicada estratégicamente en mi no-chimenea así lo atestigua.

Y si lo anterior era imperdonable, más lo es que tampoco les dijese que hace cosa de un año otro de mis relatos -”El Viajero”- fue elegido en el Certamen de Jóvenes Creadores de la Ciudad de Ávila. ¡Para que luego digan que uno no puede ser profeta en su tierra!.

Para intentar enjugar mis culpas y ganarme la generosidad de los Reyes Magos, aquí tienen ambos relatos, en PDF, para que ustedes los lean y los disfruten en la medida de lo posible. No soy Salinger escribiendo, pero soy mucho más guapo y estoy vivo, un punto a mi favor a tener en cuenta. Normalmente espero a que lo suban a la red los respectivos organizadores, pero hasta el momento ninguno está disponible. Si en algún momento esto cambiara, pasaría a enlazarlos en sus respectivas webs.

Acepto comentarios, críticas y sugerencias. También serán bien recibidas donaciones, regalos y aguinaldos.

- La radio de Matilde. Segundo premio Certamen Literario “Letras de Baños” 2013

- El viajero. Ganador Certamen Jóvenes Creadores 2012. Ayuntamiento de Ávila

1 Comentario

Archivado bajo Autobombo, Libros

Hablando de mi libro

Todos los que me sigan por tuiter, hayan hablado conmigo últimamente, me conozcan o sean capaces de leer la mente, sabrán que ando escribiendo “algo”. Me da cierto repelús llamarlo novela, pero a falta de un término más ajustado y económico -podríamos llamarlo libro, cuento largo, “coso” o agrupación numerosa de letras- y asumiendo el riesgo de parecer pretencioso, vamos a decir que sí, que es una novela.

El asunto es que, a pesar de mi increíble capacidad para procastinar, la cosa avanza y esta misma mañana he terminado de escribir la primera parte. Aplaudan, aplaudan, me lo merezco. Para que se hagan una idea del asunto y del hueco que tienen que reservar en la estantería, ahora mismo la novela -me da repelús solo escribirlo- está en mi cabeza estructurada en tres partes, cada una de ellas de unos 60-70 folios, alrededor de 200 folios en total si todo va según lo previsto. La primera tiene exactamente 62 páginas y 24 capítulos.

De todas formas, lo siento: no hace falta que ahorren de cara a estas navidades. La parte escrita era la más sencilla y he tardado la friolera de siete meses. Y falta revisarla, corregirla, volverla a revisar, borrarla entera y volverla a escribir y revisar. Con un poco de suerte, a finales de este mes tenga presentable esta primera parte para, antes de seguir escribiendo, someterla a escrutinio por parte de unos cuantos conejillos de indias. ¡Qué sería de la ciencia y de la lírica sin el esfuerzo desinteresado de tantas buenas personas!

De temática, estilo, personajes y premios que espero recibir hablaremos más adelante ¿Título? De momento se llama La revolución de marzo.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Previously on… Belén.

Como ya es tradición en esta casa por estas fechas, llega a lo alto de la estantería y por ende a este blog el Belén más ojiplatizante del planeta.

Tras el belén de Fondo Bikini y el belén evolucionista llega el belén para los amantes de las series.

Belén 2012

Más fotos de detalle en este album de Flickr.

Felices fiestas y felices series.

Deja un comentario

Archivado bajo Autobombo, Televisión (o no)

Otra buena noticia para mi, otra mala noticia para la literatura.

La verdad es que desde que nació Los4Palos, el blog desde el que insultamos a gente analizamos la realidad abulense y castellanoleonesa, este rincón ha quedado un tanto desnaturalizado. Ya no es una ventana abierta al mundo, tan solo un ventanuco a mi vida. Y ni siquera a toda mi vida, tan solo a una parte muy concreta de ella.

Sí, señoras y señores, damas y caballeros, jovenes y jovenas, como sospechan… HE VUELTO A GANAR UN CONCURSO DE RELATO.

Gracias, gracias, gracias. Fotos no.

Como el año pasado por estas fechas, uno de mis relatos ha sido seleccionado dentro del certamen El vuelo de la palabra, el concurso anual convocado por el Ayto. de Badajoz con motivo de la Feria del Libro. La presentación del volumen fue ayer sábado por mañana pero yo no acudí así que no me busquéis en las fotos. Estoy intentado granjearme fama de escritor huraño, que eso vende, para cuando me lance a la novela.

Sin más, os dejo con mi relato: El final de la historia (PDF)

Y con este son cuatro seleccionados en dos años. Aquí os dejo un enlace a los tres anteriores.

- Orión. El Vuelo de la Palabra 2011

- La Tormenta. XIII Certamen Letras de Baños

- Caza menor. Cuarto concurso de Microrrelatos de la U. de Salamanca.

A ver si para el próximo Premio Planeta tengo algo preparado.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Intentando vivir del cuento

Como todos ustedes saben, el que esto escribe tiene como afición juntar letras con intenciones pseudoliterarias. Lo que en un primer momento se mantiene en secreto por vergüenza, termina por ver la luz en forma de blog (de este, de otros y de otros anteriores). Por último, cuando el ego te supera, decides que esas letras que malamente juntas merecen admiración, reconocimiento, aplausos y, en ocasiones, premios y galardones. Por fortuna, esto último ya me ha sucedido un par de veces (aquí y aquí) lo que demuestra fehacientemente dos cosas: que vivimos en el país de las oportunidades y que mi capacidad para engatusar a un jurado es mayor de lo que esperaba.

Pues hete aquí, ha vuelto a suceder. Como Camps, he vuelto a engañar a un jurado, aunque he de reconocer que no lo suficiente. No he ganado, pero uno de mis relatos ha sido seleccionado en la cuarta edición del Concurso de Microrrelatos de la U. de Salamanca.

Gracias, gracias y gracias.

Les dejo aquí mi relato y les recomiendo encarecidamente que lean los demás, merecedores, humildemente lo reconozco, de más reconocimiento que el mio.

Caza menor

La primera bala pasó silbando a pocos centímetros de su cabeza. Avanzó un poco y volvió a retroceder. Es más difícil acertar sobre un blanco en movimiento, pensó. La segunda bala le pasó rozando por debajo. Intentó tragar, pero no podía. La tercera bala impactó de lleno sobre el cuerpo de uno de sus compañeros, 20 centímetros delante suyo. Se tambaleó y cayó. El sonido del impacto estuvo a punto de provocarle un infarto. Sabía que quedaba poco, que aquel suplicio estaba a punto de terminar, pero también sabía que luego volvería a empezar.

Oyó el disparó y desde el primer momento supo que había llegado su turno. Notaba la bala acercarse rápidamente hacia él. Si hubiese podido habría huido, habría abandonado aquel lugar levantando el vuelo. Pero no podía. La bala le dió en el costado, bajo el ala. Intentó resistir erguido pero no pudo. Terminó por precipitarse al vacío. Desde allí, bocabajo, moviéndose aún, pudo ver como otros compañeros caían y como el cazador, feliz, recogía un inmenso oso de peluche como trofeo por su matanza.

Con un click volvió a enderezarse listo para volver a morir. Así era la vida de un pato de feria.

3 comentarios

Archivado bajo Autobombo

#29M

Image

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized