Archivo mensual: abril 2010

Elogio del fracaso escolar

“Si hoy hiciera una encuesta, el 80% de los españoles no ha oído hablar de lo que fue Franco o de la Guerra Civil, afortunadamente”

María Dolores de Cospedal

Secretaria General del PP

¿Afortunadamente para quien? Será para el PP ¿no?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Historia, Política

… y sobre la muralla tremolaba el pendón carmesí de Castilla…

Notó la lluvia golpeando su cara y abrió los ojos. Sobre él, el cielo gris seguía descargando, aunque el viento del oeste comenzaba a abrir tímidos claros por donde penetraba a hurtadillas la última luz de la tarde. La lluvia le empapaba la ropa y comenzó a temblar. Decidió levantarse, pero al intentar mover las piernas un intenso dolor le recorrió desde la rodilla hasta la cintura. Una enorme mancha de sangre se  extendía por sus calzas desde la mitad del muslo derecho hasta el pie, manchando también las viejas botas de cuero que se comprara en Medina seis años atrás. Estaba herido. Maldijo al Rey y a Adriano y cogió aire. Pudo notar el olor a pólvora y a muerte que envenenaba el viento y sentado sobre el barro paseó la mirada por su alrededor: estaba rodeado por docenas de cuerpos, arrojados sin piedad sobre las eras embarradas. La mayoría eran cadáveres, aunque entre ellos debía de haber aún hombres vivos pues podía escuchar sordos lamentos y suplicas. También se oían disparos lejanos.

Tenía que levantarse. Registró de un vistazo la zona que le rodeaba y vio asomando bajo un cadáver los restos de una pica. Recorrió arrastrándose los diez o doce pies que le separaban y al llegar, exhausto, empujó con todas sus fuerzas el cuerpo para liberar el madero. Cuando lo consiguió, apretando los dientes por el dolor de la pierna, se puso en pie apoyándose en la estaca. Desde su nueva posición, observó de nuevo el escenario que le rodeaba. Las docenas de cuerpos que yacían a su alrededor se extendían sobre el barro entre una leve neblina que desdibujaba, a lo lejos, las primeras casas del pueblo de entre las que sobresalía la torre de la Iglesia. Se estaba haciendo de noche y decidió acercarse a la villa a buscar cobijo. No sabía que se iba a encontrar allí, pero dio por seguro que sería más fácil esconderse en algún caserón vacío que vagar a oscuras por el campo. Intuía, no era difícil hacerlo, que habían perdido. Y sabía, porque no hacía mucho él había estado en el bando vencedor, como solían emplearse los ganadores con los derrotados. Con pesar, se arrancó la cruz roja que llevaba en el pecho.

Llegó al pueblo cuando el sol ya se había ocultado. El soldado herido, apoyado en el fragmento de pica, se movía con dificultad descansando en las paredes de las pequeñas viviendas de las afueras de la villa. Caminaba en silencio, aguzando el oído, esperando ser en cualquier momento descubierto y ajusticiado por pertenecer al bando equivocado. Delante de él, apenas unos pasos, una puerta de madera se abrió chirriando y a la luz de una vela emergió una mujer vestida de negro y blanco. Arrojó algo hacia la calle y regresando al interior de su vivienda se percató de la presencia del soldado, una sombra, apoyado en la pared de su casa. Ambos se miraron durante unos segundos. Él asustado, ella sorprendida.

– Más le vale esconderse – dijo ella después de intuir que estaba herido – a los suyos hace horas que los mataron.

– No tengo donde esconderme, ni fuerzas para huir. – contestó él. – ¿Qué ha pasado?

– Los realistas detuvieron a muchos de los suyos. Los tienen en la Iglesia. Otros huyeron. A los heridos los remataron en los campos.

El soldado y la mujer permanecieron en silencio durante unos segundos.

– Mi esposo simpatizaba con los suyos. Estaba en Ávila cuando lo de la Santa Junta. – dijo la mujer antes de cruzar de nuevo el umbral de su casa. Tras de si, dejó la puerta entreabierta.

El soldado lo interpretó como una invitación y entró cojeando. La mujer, cerca de los cincuenta años, morena, baja, ancha de caderas; lo esperaba en una pequeña estancia. Le ofreció vino, una hogaza de pan y una cama.

– Cuando amanezca espero no encontrarle – le dijo la mujer antes de dejarle solo.

Durmió profundamente hasta que el bullicio le despertó. Rebuscó en un arcón ropa limpia y encontró una camisa amarillenta, unas calzas roídas y un jubón viejo. Salió a la calle y se sumó a las docenas de personas que avanzaban ruidosas hacia la Iglesia, donde se concentraba una pequeña multitud. Un niño, que jugaba correteando entre las piernas de los presentes cayó a sus pies. Se agachó, intentando disimular el dolor que irradiaba la herida de su pierna, y ayudó al niño a levantarse.

– ¿Sabes que sucede? – preguntó al zagal.

– Van a matar a los comuneros. – dijo tranquilo el muchacho antes de retornar despreocupado a sus juegos.

Un escalofrío recorrió el cuerpo del soldado cuando vio aparecer, detrás de los pendones reales, a los que hasta el día anterior habían sido sus generales. Sobre dos mulas negras marchaban, silenciosos pero orgullosos, Juan Bravo, el hombre que levantara Segovia contra el Rey, y Juan de Padilla, el toledano, capitán general de las tropas comuneras desde que así lo decidiera la Santa Junta en Julio de 1520. Un pregonero les precedía y gritaba la sentencia: les condenaban, en nombre del rey y del consejo de regencia, a morir por traición y por infamia. Un cadalso instalado frente a la iglesia acogía a los verdugos. Tras él, el soldado pudo ver, entre las cabezas de la concurrencia, a algunos de los más altos nobles de Castilla, generales del ejército realista.

Se dio la vuelta y empujando al gentío que le rodeaba fue dejando atrás el cadalso. Salió de la Plaza Mayor de Villalar, casi sin aliento, y echó a correr por las calles desiertas de la villa hacia los campos arados.

A su espalda aún pudo oír a Juan Bravo encararse con el pregonero: Mientes pregonero, tú y quien te ordena. A mi nadie me llama traidor en esta tierra.

2 comentarios

Archivado bajo Escenas y Paranoias, Historia

¡Ordago a comuneros!

Un regalo para malandrines leonesistas:

LA BARAJA DE LOS COMUNEROS!!!!!

Según el artista, el invento pretende “reforzar la identidad de la Comunidad”

No se como no se nos había ocurrido antes ¡Es lo que necesitaba esta comunidad! ¡Lo que definitivamente nos va a unir bajo una misma bandera cuartelada1 ¿Empleo? ¿Futuro? ¡Pamplinas!

Se me humedece el prepucio de fervor comunero.

Deja un comentario

Archivado bajo Ávila, Historia, patrimonio, Varios

Vendaval

El pasado 9 de Febrero salió a la venta “Vendaval” el nuevo album de Los Madison, con gran éxito de crítica y, esperemos, de público. Podía haber hablado de ellos antes, haber escrito una pequeña reseña cuando publicaron su disco, o cuando a mediados de diciembre descubrí que preparaban nuevo album; pero he preferido esperar a tener su nuevo largo entre las manos y a empaparme de sus canciones para poder compartir sensaciones. He escuchado el disco unas 50 veces y solo tengo una palabra… DISCAZO!

Descubrí a Los Madison en una etapa vital dura pero extremadamente fructífera en lo musical. De mi vida desaparecieron personas (afortunadamente) y a mi vida llegaron otras (aún más afortunadamente) y en paralelo nuevas voces, afortunados descubrimientos, servían de banda sonora al día a día. Rafa Pons, Dani Flaco y Los Madison son, a día de hoy, los más firmes pilares de mis listas de reproducción. Todos aparecieron en mi vida en aquellos momentos y todos gracias a este maravilloso invento llamado internet.

Ayer, de su primer disco Días de Vértigo (te lo puedes descargar gratis en su web y escuchar algunas en su Myspace) sirvió de fondo musical a las necesarias despedidas en la misma medida que Supongo, de Rafita Pons, o El Contestador, de Quique González; sirvieron de himno de las nuevas esperanzas.

Espero que este segundo disco sirva de confirmación para un grupo que tiene mucho que decir en el futuro de la Música española (música con mayúscula).

Extra 1.- En mi modesta opinión, la mejor canción del disco “Cuchillos de plástico” (no pongo enlace porque no lo encuentro, pero os pongo la letra)

Tengo la cartera repleta de abrazos vacíos
Guardo en un rincón recuerdos de hazañas salvajes
He tenido a bien esconderme
He marchado sin equipaje
Creo tener la impresión de haber burlado al destino

Dime si recuerdas haberme besado a escondidas
Dime que recuerdas haber prometido quedarte
Di si has olvidado prohibir al sol aparecer aquel día
Di dónde han logrado perderse los nervios por verte

Conozco imitaciones baratas del diablo
Puñaladas traperas con cuchillos de plástico
Balas de fogueo usadas a bocajarro
Y me dejé manejar como un muñeco de trapo
Como un muñeco de trapo

Se pudre la madera, otro varapalo
Tras el dibujo de un dios yo sólo veo un payaso
Queda recoger el percal y aprovisionarse de abrazos
De bueno que quise ser me he pasado de largo

Conozco imitaciones baratas del diablo
Puñaladas traperas con cuchillos de plástico
Balas de fogueo usadas a bocajarro
Y me dejé manejar como un muñeco de trapo
Cuchillos de plástico

Extra 2.- También saca nuevo disco Dani Flaco, después de publicar en 2009 “Xarnego” con versiones de temas de sus anteriores discos en catalán. Se llama “Secretos de sumario”

Extra 3.- Por seguir con el tema musical, mis mas sinceras felicitaciones a Sergio Dalma por su tema “Miedo”, presente en su nuevo disco…. espera…. que no lo ha compuesto él…. ¿quien es el compositor?…. coño… este nombre me suena….. Mara… ¡Coño, Marazu! Para que luego digan que en Ávila no hay talento. Felicidades Jorge!!!!

3 comentarios

Archivado bajo Ávila, música

Periodismo a 3 euros

A veces, la diferencia entre publicidad y noticia no está muy clara. Otras veces la frontera es diáfana, aunque algunos se la salten a la ligera.

Comida redonda barata

Ayyyyyy, el periodismo…

1 comentario

Archivado bajo Ávila, Varios

Tenemos el país que una parte de nosotros se merece

Yo pensaba que a los españoles nos la soplaba todo, y pensaba utilizar esta entrada para cagarme en el común de los rojigualdas de a pie, pero parece ser que nos la sopla más a unos que a otros. Con todo lo que está lloviendo en este país (corrupción, Gürtel, Barcenas, Matas, Garzón, crisis, etc.) y en el mundo (Rio de Janeiro, terremotos, acuerdo Rusia-EEUU, cambio climático, Kirziguistán, etc.) las noticias más leidas son, a las 15:25 de hoy:

– En ElMundo.es:

1.- La galería de fotos de la homicida. A tomar por culo la presunción de inocencia y la intimidad de una menor. Morbo, sangre, morbo.

2.- Datos de la detenida de Seseña en el Facebook. Más de lo mismo.

3.- Violencia y orgías en los “countries” argentinos. Sexo y sangre, combinación invencible.

4.- Las pulseras del sexo brasileñas. ¿Brasileñas y sexo en la misma frase? Eso nunca falla.

5.- Mis fetichistas favoritas. Ummmmmmm.

6.- Fotografiar “conejitas” no es fácil. Un artículo de fondo sobre la fotografía de naturaleza, a buen seguro.

7.- El pendrive y la carpeta azul que descubrieron el pastel de Gürtel. Aleluya, una noticia de verdad.

– En ElPais.com la cosa no es tan brutal, aunque tras tres informaciones referidas a los trapos sucios de Rajoy-Barcenas y una noticia sobre los turbios y bajunos asuntos vaticanos, se cuela el interesante melodrama “Engordar, un placer para Kirstie Alley” y una noticia deportiva. Luego vuelve el Gürtel-PP.

– En Cadenaser.com, de los 8 cortes más oidos, 6 son futbolísticos y 2 sobre el Caso Gürtel. Es lo que tiene Carrusel y El Larguero, que tiran mucho.

– En Publico.es, para pasmo de propios y extraños, no se cuela entre las más leidas ninguna no-noticia. ¡Incluso hay dos noticias culturales!

Parece ser que no todos somos iguales, ni pensamos igual, ni nos interesa lo mismo… ni por supuesto votamos lo mismo.

2 comentarios

Archivado bajo Política

Conquistadores Sin Fronteras, la ONG del S. XVI

De los descubridores de la dinamita: la conquista española de América fue violenta.

La Leyenda Negra sigue persiguiendo al antiguo imperio fascista español con grandes descubrimientos como este que demuestran, a ciencia cierta, que los conquistadores, en lugar de repartir piruletas, se dedicaban a matar indígenas. ¡Y yo que pensaba que eran como el ejército actual y que estaban allí reconstruyendo puentes!

Es cierto que el entrecomillado y la negrita son más provechosos que el tono general del artículo, pero espero sinceramente que toda la investigación no se centre en demostrar que en una guerra muere gente de forma violenta. La conquista española de América no fue ni más ni menos cruenta que las Guerras Napoleónicas, la Guerra de los 100 Años, la conquista romana de las Galias o la expansión de Alejandro Magno por Asia. Y mucho habría que hablar si entramos en el error de comparar los métodos de españoles, portugueses o ingleses es sus posesiones americanas.

Un yacimiento como el comentado puede ayudar a comprender aspectos importantes de la sociedad de la época (dieta, estructura de la población, etc.) y sería una pena que el equipo responsable se quedase en la anécdota de los cráneos atravesados por alabardas, por muy vistoso y truculento que esto sea.

Deja un comentario

Archivado bajo Historia, patrimonio