Archivo de la etiqueta: Tomás Gómez

El cisma

Ha sucedido. Igual que se separaron las aguas del mar muerto, igual que la Iglesia anglicana rompió con Roma, igual que los continentes se separaron… se ha roto el PSM. Tomás Goméz, el hombre que dijo no a Zapatero según algunos, ha decidido no incluir a ningún miembro de la candidatura de Trinidad Jimenez en el Comité Electoral.

Este hecho, perfectamente legítimo, no es menos triste por esperado. No creo que nadie me pueda tachar de Trinitario y creo Tomás Gómez tiene todo el derecho del mundo a elegir a quien quiera para su Comité y es comprensible que elija a personas de su confianza, faltaba más. Otra cosa es que esto sea bueno, malo, regular, necesario, deseable o no. ¿Daña la imagen del Partido? Bueno, todos sabemos que los votantes por desgracia castigan más las divisiones internas que la corrupción. En este sentido, llegar a las elecciones repartiéndonos bofetadas no parece la mejor opción, aunque tampoco tiene porque ser un drama. Nadie parece haber hecho demasiada sangre con este tema. ¿Daña al Partido? Supongo que a los excluidos no les habrá hecho gracia, hasta aquí no creo aportar nada nuevo. Si pronunciarse a favor de unas de las opciones puede suponer quedarse fuera de los órganos del partido, muchos se lo pensarán antes de participar en las siguientes primarias. Esto no creo que sea bueno para eso que llamamos “democracia interna” y de la que tanto presumimos. No soy idiota, sé que eso de la “fiesta de la democracia” es una gilipollez, pero al menos podríamos manterner las formas. Unas primarias no son un Madrid-Barça, no son un combate a muerte en el Coliseo. ¿Es necesario perjudicar al partido lanzando acusaciones en público y en privado contra compañeros? ¿Es necesario que los ganadores se jacten de su victoria? Podemos mear encima del derrotado pero me parece feo.

Ya dije hace un tiempo que el PSOE debía evitar sumar nuevos errores a todos los cometidos en Madrid. A la vista está que no me lee mucha gente. Si el resultado de la “democracia interna” es la división del partido, la próxima vez el PSOE podía ahorrarsela.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Política

Gómez vs Jiménez. Errores y más errores

Venga, vale. Empecemos desde el principio y reconozcamos todos nuestros errores. Fue un error poner a Tomás Gómez al frente del PSM. Sí, en Parla arrasaba, pero fuera de Parla era igual de conocido que el último premio Nobel de Literatura en los platós de T5. Sí, pacificó el PSM y de puertas hacia dentro parece bastante respetado, pero aquí se trata de ganar elecciones, no de caer bien a los empleados (o eso dicen).

Quizá hubiésemos podido manejar esto mejor. Sí, venga, fue un error enviar a Trinidad Jiménez al frente sin saber si el enemigo (o el camarada) se rendía. Quizá una situación política y económica como la que vivimos no sea el mejor momento para arriesgar la cohesión interna del partido, a no ser que el objetivo que persigamos sea precisamente ese. Quizá Tomás Gómez se equivocó no retirándose a tiempo de la batalla. David ganó a Goliat, sí, pero solo una vez y de casualidad. Enfrentarte a tus jefes suele ser mala idea a no ser que estés convencido de que vas a ganar, y es evidente que lo tienes difícil. Porque aunque ganes las Primarias, las posibilidades de ganar las elecciones son escasas. Sí, quizá fue un error no dejarte ni un intento, pero nos hemos equivocado tantas veces en Madrid que no tenemos mucho margen de maniobra. Y si todo esto es un error, escurrir el bulto ahora también es un error, o al menos algo poco caballeroso.

En el fondo, esto de las primarias no se nos da bien. Lo que debería ser un sano ejercicio de democracia interna y confrontación de propuestas e ideas acaba siempre en pelea a navajazos con multitud de golpes bajos y descrédito para el partido. Supongo que esto también lo podemos considerar un error. Pero, si todos los demás errores tienen difícil solución (siempre puede haber un candidato que no consiga los avales y todos tan contentos… o no), este último aún podemos enmendarlo. Todavía podemos hacer de las primarias un ejercicio de democracia interna, aunque debemos refrenar ciertas escoras peligrosas.

Por poner un ejemplo: ¿es necesario que caricaturicemos a Tomás Gómez como candidato de la derecha? Trinidad Jiménez nunca lo dirá claramente, aunque lo insinúa, pero sus acólitos y fanboys (fenómeno éste a estudiar) no se cansan de repetirlo. La derecha mediática y social agradece a Tomás Gómez su valentía al enfrentarse a Zapatero y se le afila el colmillo pensando en la derrota de Trinidad Jiménez. Pero ¿convierte esto a Tomás Gómez en candidato de la derecha? No. Lo convierte en arma arrojadiza de la derecha, pero es que la munición se la hemos dado nosotros. Si desde el primer momento Zapatero no hubiese respaldado a Jiménez, Tomás Gómez nunca habría sido el “hombre que dijo no” a Zapatero. ¿Es necesario que una y otra vez comentemos encuestas y las blandamos como argumentos, cuando los datos son horribles para el partido? Reconozcámoslo, perder de 18 puntos es tan malo como perder de 13 y mucho habría que discutir sobre la validez de esta encuesta, ¿Es necesario que recurramos a cosas tan sucias como enviar mensajes de texto? Sobre el papel de las redes sociales prefiero no comentar nada. Ya he dicho que el tema de los fanboys políticos es como para realizar un estudio aparte.

Hemos cometido muchos errores, pero tenemos que evitar cometer más. Sólo un apunte al respecto ¿Han pensado ya los fanboys y afines a Trinidad Jiménez que vamos a hacer si gana Tomás Gómez? Es decir, después de etiquetarlo como el candidato de la derecha ¿cuál es el plan para las próximas elecciones? ¿Cuál es la estrategia para la campaña? Porque, si gana Tomás Gómez las primarias habrá que apoyarle contra Esperanza Aguirre ¿no? Aunque ambos, Aguirre y Gómez, sean para una parte del partido candidatos de la derecha habrá que intentar ganar en Madrid, que es para lo que se supone que estamos montando todo esto.

Eso o dejamos que Gómez se estrelle contra el muro para después, mientras recogemos los escombros de un nuevo batacazo electoral, controlar sin daños personales ni políticos la PSM.

A lo mejor, el error principal que estamos cometiendo es no tener claro qué es lo que queremos. ¿Gobernar en Madrid? ¿Controlar el Partido en Madrid? ¿Asegurar trincheras para futuras batallas?

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Política

De Madrid al purgatorio

Por una vez en la vida, pensemos bien de nuestros políticos. Jose Blanco y sus acólitos, un reputado grupo de estrategas políticos, versados en mil contiendas, saben que a Tomás Gómez sólo le conoce en Madrid su familia y amigos. Sí, fue el alcalde más votado de España, pero ahora le han salido canas y la gente no le asocía con aquel mirlo blanco que iba a revolucionar el PSM. Solución: que salga en todos los telediarios.

Opción 1: Que se bañe con la Señora de Obama y su hija. En el peor de los casos, que se tome un helado con ellas.

Opción 2: Una disputa interna absurda de esas que tanto fortalecen al Partido.

La opción 1 fue desechada en cuanto vieron todo el paripé de seguridad que acompañaba a la Primera Dama y se decantaron por la belicosa opción dos.

Y ahora, pensemos mal. El PSOE en Madrid lleva años a verlas venir, con candidatos de medio pelo y sin un programa de oposición que vaya más allá de la rabieta y del pacto con el enemigo (Canal de Isabel II, Caja Madrid). En esta situación, tanto da sota que caballo y periodo electoral tras periodo electoral desde Ferraz echan las cartas – o las encuestas – y colocan allí a quien caiga a la espera de un milagro. En la antítesis de la Teoría de la Cabra, al PSOE, convencido de la derrota, le importa una chufa quien sea el derrotado. Candidato de medio pelo en paracaídas, derrota, intento reconstrucción, candidato de medio pelo en paracaídas, derrota, intento de reconstrucción… y así hasta el fin de los días o hasta que se demuestre que Aguirre y Gallardón son el Anticristo y Lucifer en versión cañí.

¿A qué espera Ferraz para tomarse en serio Madrid? ¿Para cuándo el respeto a las decisiones de las Agrupaciones locales? ¿Para cuando un trabajo pausado, serio y con visión de futuro?

2 comentarios

Archivado bajo Política